Mesa de Redacción

No es fácil no tener miedo

Por Alicia Ezker - Lunes, 21 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

No es fácil no tener miedo. A veces hasta es bueno tenerlo porque hay ocasiones en las que nos protege, nos hace ser cautos y estar alertas ante posibles peligros. Lo malo es cuando el miedo nos paraliza y nos convierte en blanco fácil de lo que está por llegar, de ese peligro del que nadie estamos a salvo cuando se impone la sinrazón del terrorismo. El terror que está viviendo Cataluña y que de alguna manera hemos vivido todos como paseantes un día de Las Ramblas, esa hermosa calle ya recitada por Lorca, “La calle donde viven juntas a la vez las cuatro estaciones del año, la única calle de la tierra que yo desearía no se acabara nunca”, versos que estos días se han compartido también en homenaje al poeta asesinado y que nos han recordado que la palabra es un arma llena de futuro ante el vacío que deja tras de sí la muerte aterradora. Pero hay que vivir sin miedo, sin dejarnos paralizar. Sabiendo que siempre puede haber un nuevo París, otro Berlín, una Rambla más o un paseo marítimo como Niza y Cambrils que nos devolverán de golpe a una realidad difícil de entender e imposible de aceptar. La de aquellos adiestrados para matar, de cualquier manera y a cualquier precio. Pienso en Barcelona, en Cambrils y en cada lugar que estos días entierra a sus víctimas y pienso en Ripoll, en el complejo reto de reconstruir allí la convivencia. Sin miedo y sin odio.