Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Hegemones

Pax americana

Por Miguel Turullols - Lunes, 21 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

Como el verano va de postureo, allá voy yo. Esta semana he leído un artículo del Financial Times… (vaya postureo lamentable, lo sé) que me ha dado mucho que pensar. Su autor afirmaba que desde que Donald Trump asumiera la presidencia los Estados Unidos son ahora una nación peligrosa.

Así que mientras le daba a los pedales una preciosa mañana de verano aquí en Mallorca (este postureo mejor…), iba yo pensando: pues sí, desde luego ahora Estados Unidos parece una nación peligrosa. Las bravuconadas con Corea del Norte, las nuevas sanciones a Irán que han hecho que este país diga ahora que de seguir así reactivará su programa nuclear, Cuba aislada de nuevo, el enfrentamiento comercial con China, Rusia, México… Y la lista sigue y sigue.

Pero como todavía no había terminado la ruta, seguí rumiando y uní otra idea. Dicen los estudiosos de las relaciones internacionales que desde el fin de la II Guerra Mundial vivimos en lo que se denomina Pax Americana. Oséase, que hemos vivido en un mundo de paz y estabilidad gracias a Estados Unidos y que sólo ahora, con Trump, los americanos se están volviendo un poquito peligrosos.

Y a mí esto de la Pax Americana no me acaba de convencer. Las guerras de Israel con apoyo americano, Libia, Siria, Irak, Afganistán, Vietnam, Somalia, golpes de Estado en Sudamérica… ¿Esto es un periodo de paz? Para mí que, como todos los Estados poderosos, estados Unidos fue un país peligroso desde su propia fundación. Que se lo cuenten si no a los indios americanos.

Sólo que desde occidente nos hemos beneficiado durante mucho tiempo de su Pax Americana, que perfectamente podría denominarse Imperium americano. Nada malo, oye, siempre ha habido un mandamás en el mundo que ha hecho y deshecho a su gusto. Desde el imperio Romano al británico, pasando por el chino o el persa… El que manda, manda.

Sólo que ahora nos ha llegado a nosotros también el momento de sufrir a Estados Unidos. Y eso ya no nos gusta tanto, claro.

Herramientas de Contenido

Más sobre Política

ir a Política »