Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
a partir del 6 de septiembre

El simbolismo como unidad de Pamplona preside la nueva decoración de la Casa Consistorial

EFE - Lunes, 21 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 18:21h

Para completar el espacio se extraerá algún fragmento del texto y se serigrafiará en la pared además de colocar una representación de los tres antiguos burgos.

Para completar el espacio se extraerá algún fragmento del texto y se serigrafiará en la pared además de colocar una representación de los tres antiguos burgos.

Galería Noticia

  • Para completar el espacio se extraerá algún fragmento del texto y se serigrafiará en la pared además de colocar una representación de los tres antiguos burgos.

Pamplona. Una composición que destaca los elementos simbólicos sobre la unidad de la ciudad presidirá a partir del 6 de septiembre la nueva decoración del zaguán del Ayuntamiento de Pamplona, que exhibirá las mazas, las llaves y varios carteles de San Fermín junto a copias del Privilegio de la Unión.

Los trabajos de decoración del zaguán de la Casa Consistorial comenzarán mañana martes e incluirán la colocación de una copia en vinilo del primer escudo policromado de Pamplona, que data de 1598, ha informado el consistorio en una nota.

Con la elección de estos elementos simbólicos, que hace referencia tanto a hechos históricos sobre la fundación de la ciudad como a la cultura y a las fiestas, se quiere crear un "espacio funcional y accesible a la ciudadanía a la vez que se traslada un discurso unitario de Pamplona fundamentado en un pasado compartido durante siglos como proyecto colectivo de futuro".

Los elementos, que son bienes del patrimonio cultural de la ciudad de titularidad municipal, han sido elegidos por los servicios de Cultura y del Archivo Municipal con argumentos históricos y artísticos y, a pesar de su valor, eran hasta el momento poco accesibles para la ciudadanía.

La línea de trabajo para la elección de estos materiales se centra en "fenómenos de consenso, colectivamente aceptados como referentes comunes, ajenos a cualquier sesgo interpretativo o excluyente (escudo, mazas, llaves de la ciudad)".

Así, el escudo de la ciudad de Pamplona de 1598 será el elemento principal y se colocará en la pared central del zaguán, visible desde la plaza Consistorial, donde hasta el año pasado se exhibía un escudo barroco de madera policromada procedente del Consejo Real de Navarra con las armas de la monarquía borbónica.

El nuevo escudo forma parte del primer inventario de los "privilegios" de la ciudad, una documentación cuya gestión en un archivo único decretó el Privilegio de la Unión en 1423.

Además de ser una representación manuscrita única y de gran valor plástico está vinculada a un pleito abierto en 1596 por problemas en la implantación del sistema administrativo moderno de la ciudad, por lo que "es también símbolo de la renovación y el funcionamiento de la institución municipal".

En los dos espacios laterales del zaguán, hasta el año pasado ocupados por bancos y plantas, se pretende "reforzar el discurso histórico" de la ciudad con la colocación de tres elementos: un facsímil del Privilegio de la Unión de 1423, las mazas y las llaves de las seis puertas de la ciudad y de la puerta de toriles.

El facsímil será el referente documental de la ciudad, como verdadera acta fundacional de la Pamplona moderna, y podrá ser contemplada por todas las personas que lo deseen.

Actualmente solo puede consultase en el Archivo Municipal o cuando se exhibe con motivo del Privilegio de la Unión. Para completar el espacio se extraerá algún fragmento del texto y se serigrafiará en la pared además de colocar una representación de los tres antiguos burgos.

Las mazas y las llaves de la ciudad, que se encuentran actualmente en el despacho de Alcaldía en la llamada Planta Noble de la Casa Consistorial, se exhibirán en vitrinas en el otro espacio del zaguán simétrico al anterior.

Las tres mazas simbolizan el poder municipal y la importancia de Pamplona como cabeza del reino. Datan de finales del siglo XVIII o comienzos del XIX, reutilizando algún elemento de la primera maza elaborada en 1555.

En cuanto a las llaves, seis de ellas se corresponden con las seis puertas que tenía antaño la ciudad fortificada y la séptima, la de toriles, símbolo de las fiestas tradicionales de Pamplona y ejemplar del XVIII que presenta las armas de la ciudad.

Además, para decorar las paredes de ambos lados de la escalera noble se ha optado por una selección de carteles históricos de las fiestas de San Fermín, originales litografiados de época que cumplen las características necesarias para su exhibición permanente en el Ayuntamiento, garantizando su conservación y seguridad.

Herramientas de Contenido