Capitana sub-19 y campeona de europa

Maite Oroz: “Se nos complicó todo, pero somos un equipo de verdad en los malos momentos”

Maite Oroz, capitana de la selección española sub-19, fue una de las mejores jugadoras de la Eurocopa e indiscutible pilar en la victoria de la final

Iñaki Sevillano / FNF - Martes, 22 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Maite Oroz, en el centro con el número 10, celebra uno de los goles de su equipo en la Eurocopa.

Maite Oroz, en el centro con el número 10, celebra uno de los goles de su equipo en la Eurocopa. (FNF)

Galería Noticia

Maite Oroz, en el centro con el número 10, celebra uno de los goles de su equipo en la Eurocopa.

pamplona- Un gol en el minuto 90 dio a España el título en el Campeonato de Europa sub-19 y culminó la remontada ante Francia, coronándose en Belfast como campeona continental por segunda vez 13 años después. La capitana, Maite Oroz (Huarte, 25 de marzo de 1998), lució un papel intachable y fue fundamental en cada una de las victorias.

Siendo campeonas, ¿se les perdonó el haber destrozado el podio?

-(Risas) Nadie nos ha dicho nada. Ganar un Europeo es súper ilusionante y de la emoción y las ganas de levantar la copa se nos vino un poco abajo.

¿Queda saldada la deuda del mundial sub-17 de Costa Rica?

-Sí. Teníamos muchas ganas de ganar un campeonato y lo hemos hecho por mérito propio. Estamos muy contentas.

¿Cuál ha sido la clave para ganar?

-El buen rollo que hay, lo bien que nos llevamos tanto dentro como fuera del campo. Es obvio que hay jugadoras muy buenas que nos hacen ganar los partidos, pero no lo es todo. Francia tenía jugadoras más individuales que le hicieron ganar partidos, pero no ser campeón. Nosotras somos un equipo y se refleja en nuestro juego.

¿Es difícil mantener la concentración con un gol en contra nada más empezar?

-Se nos complicó todo, pero somos un equipo de verdad en los buenos y en los malos momentos. Supimos levantar el marcador tanto en la primera como en la segunda parte y eso es algo muy importante, saber remontar.

¿Es irónico que llegara la remontada gracias a un tradicional punto flaco de España?

-Es curioso, pero ya llevábamos trabajando mucho tiempo atrás el balón parado y, al final, llegan los resultados.

¿Se les pasó por la cabeza conformarse con el 2-2 y esperar?

-Sinceramente, pensaba que íbamos a remontar. Les expulsaron a ellas a una y, estando en inferioridad y habiendo metido el 2-2, ya sabíamos que se iban a ir un poco abajo. Confiaba en que, si no era en los 90 minutos, íbamos a ganar en la prórroga.

¿Sintió el doble de nervios estando en los últimos cinco minutos claves en el banquillo?

-Dentro del campo se pasan nervios, pero no tantos. Fuera del campo es una pasada. Pensaba que ya no le podíamos dar la vuelta y no nos lo creíamos. Nos merecíamos ganar, pero que cambiase el partido en tan poco tiempo es algo muy bonito.

¿Es inmejorable ganar siendo protagonista?

-Ganar un oro en un campeonato de Europa es algo único que no vamos a olvidar en la vida. Todas las jugadoras de fútbol desearían cumplir un sueño como este. Pero todavía quedan cosas por delante.

¿Cree que podrían llamarle equipo más potentes que el Athletic?

-No pienso en eso. Estoy muy a gusto en el Athletic y, de momento, estoy centrada ahí. No me preocupa.

¿Esperamos otra copa en el Mundial de Francia?

-A por ello vamos a ir, pero un Mundial es algo más difícil. La ilusión nunca se pierde y vamos a ir con todo.

Información relacionada