Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

vecinos

Pasión y profesión al servicio de la salud

La psicóloga Belén Jaurrieta es el alma de Equitén, un centro de terapia asistida CON CABALLOS ELEGIDO POR Cein para participar EN SU PROGRAMA Medtech

Sara Huarte / Patxi Cascante - Martes, 22 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Belén y ‘Pegasus’, un pura raza español en el que destaca la nobleza, forman el equipo Equitén (‘www.equiten.es’).

Belén y ‘Pegasus’, un pura raza español en el que destaca la nobleza, forman el equipo Equitén (‘www.equiten.es’).

Galería Noticia

  • Belén y ‘Pegasus’, un pura raza español en el que destaca la nobleza, forman el equipo Equitén (‘www.equiten.es’).

“El caballo actúa como un elemento motivador para el paciente”

pamplona- Hace un año, la pamplonesa Belén Jaurrieta alumbró un sueño en el que unía su pasión por los caballos y la psicología, su profesión. Un proyecto que nació a lomos de un caballo, Pegasus, y al que Belén llamó Equitén;un centro especializado en psicoterapia asistida con caballos que ofrece ayuda piscológica a niños y adultos en un entorno natural. “Decidí unir la psicología y los caballos por experiencia vital”, explica esta pamplonesa que, al darse “cuenta de que unir mis dos pasiones era posible”, puso rumbo a Valencia para trabajar en la Asociación de Especialistas en Terapias Ecuestres de la Comunidad Valenciana. “Me gustó mucho su línea de trabajo y cómo se conseguían los diferentes objetivos a través de la interacción de los caballos, que actúan como un facilitador de la terapia y se logra una mayor adhesión al tratamiento”, explica Jaurrieta, que en el noble y afable Pegasus encontró al compañero perfecto para esta aventura.

“El vínculo de cuidado, confianza y responsabilidad que se crea entre el paciente y el caballo, ese binomio entre paciente y animal, es muy útil y muy beneficioso”, asegura Jaurrieta, señalando que estos beneficios son tanto físicos como psicológicos. Por un lado, para el paciente, este tipo de actividad “supone realizar un ejercicio físico y salir de la rutina y del entorno habitual”, ya que, igual que el caballo, el entorno enclavado en la naturaleza también actúa como un facilitador. Y, por otro, la cadencia del caballo al andar ofrece “un movimiento tridimensional y rotativo que estimula física y neurológicamente el cuerpo humano”.

Esta terapia está dirigida a niños y adultos y permite trabajar cinco ámbitos: trastornos de atención, bienestar emocional, diversidad funcional, problemas de conducta y de adicciones, un campo en el que se especializó Belén con el máster en Educación y Rehabilitación de Conductas Adictivas por la Universidad Católica de Valencia. Así, explica Belén, en el caso de los trastornos de atención, la psicoterapia asistida con caballos trabaja las diferentes dificultades atencionales, la impulsividad o la hiperactividad para conseguir ampliar la atención sostenida, aumentar la tolerancia a la frustración o mejorar el rendimiento escolar. “En este caso, el caballo actúa como elemento terapéutico y fuente de motivación, logrando focalizar la atención en el momento y fomentando una mayor conexión de la persona con el entorno”, concluye esta psicóloga, que cuenta con la máxima acreditación como amazona expedida por la Federación Navarra de Hípica: el galope nivel 7.

Asimismo, en el ámbito de la diversidad funcional, o, como apunta Belén, la intervención con personas con dificultados en el desarrollo y/o aprendizaje, el caballo, Pegasus en este caso, se convierte en un elemento de vital importancia: “El caballo no diferencia ni juzga, por lo que ofrece las mismas oportunidades a todos los pacientes”, explica Jaurrieta, que siempre trabaja respetando “los tiempos de cada persona y ofreciendo un trato completamente individualizado”.

Por su parte, en el caso de los problemas de conducta y el bienestar emocional (estrés, autoestima o ansiedad) el caballo se convierte en espejo del paciente, una inestimable ayuda que reacciona y refleja el estado de ánimo del paciente. “La gran conexión emocional que se logra entre caballo y paciente permite trabajar aspectos como la tolerancia a la frustración, el autocontrol, el fomento de la responsabilidad o las dificultades de socialización, dotando a la persona de herramientas positivas para aumentar su autoestima, su autoconfianza y mejorar la comunicación con su entorno, además de fomentar las capacidades y habilidades de cada usuario y conseguir un mejor manejo de las situaciones problemáticas”, resume Belén, que en Pegasus ha encontrado el compañero perfecto por su nobleza y tranquilidad.

Por último, en el campo de las adicciones, en el que esta psicóloga pamplonesa se especializó, también encuentra en el caballo un valioso elemento terapéutico que facilita la conexión entre paciente y terapeuta. “En una época en la que prima la gratificación inmediata, el caballo exige un compromiso físico y mental, por ejemplo, si llega una persona con un alto nivel de excitación, el caballo va a reaccionar apartándose o mostrando malestar, motivando al paciente a controlar sus impulsos para poder estar cerca de él”, apunta Belén, en cuyas sesiones prima la privacidad e intimidad del paciente. “Ya estemos trabajando en la pista o en el campo, trabajamos solos sin más caballos ni personas ajenas a la terapia alrededor. La sesión es privada y esa intimidad se preserva por todos los medios. Además, también se trabaja con seguridad como principio básico, tanto en la preparación de los monitores como en el material que se utiliza con el animal y el entrenamiento que este recibe”, asegura.

proyecto ceinEquitén fue uno de los 9 proyectos seleccionados por el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Navarra (Cein), como parte de su programa Academia Medtech, cuyo fin último es potenciar y apoyar el emprendimiento en salud en la Comunidad Foral.

Herramientas de Contenido