5º volumen de 'Conociendo el pasado amescoano'

Un nuevo paso en la memoria histórica amescoana

El libro ‘¿Qué hicimos aquí con el 36?’ repasa lo ocurrido en el valle de Améscoa

Martes, 22 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El libro ¿Qué hicimos aquí con el 36?

El libro ¿Qué hicimos aquí con el 36?

Galería Noticia

El libro ¿Qué hicimos aquí con el 36?

zudaire- La memoria histórica del valle de Améscoa ya tiene un nuevo capítulo. El libro ¿Qué hicimos aquí con el 36?, quinto volumen de la colección Conociendo el pasado amescoano, repasa los sucesos que se sucedieron en el valle a raíz del golpe militar de 1936 y posterior Guerra Civil. Incluye además la explicación de todos los pasos dados en torno a la recuperación de la memoria histórica y de los restos de los asesinados, entre otros muchos temas.

Su director, Balbino García de Albizu, explicó el objetivo de su obra en una presentación que tuvo lugar el pasado 11 de agosto en las instalaciones del Colegio Público Las Améscoas, en Zudaire: “Quise dar respuesta al derecho imprescriptible de la verdad de víctimas y vecinos”, afirmó García de Albizu, y añadió que lo hizo “desvelando los hechos represivos que se aplicaron sobre civiles en retaguardia, en toda su crueldad e injusticia”.

“El lector conocerá las causas de lo ocurrido y establecer las cautelas necesarias, entre ellas la divulgación de los hechos, para evitar su repetición”, aseguró.

El acto de presentación, al que acudieron más de un centenar de personas, lo abrió el alcalde de Améscoa Baja y actual presidente de la Junta de Limitaciones, Martín López de Zubiria, citando los puntos clave de la declaración institucional aprobada y firmada por los cuatro ayuntamientos del valle.

En ella se hace, según el primer edil, “un ejercicio de examen de conciencia y autocrítica” sobre la participación de municipios “en la represión aplicada a los vecinos”. La asistente Mari Carmen Ruiz de Larramendi enfatizó además que “el único delito que se les imputó a las víctimas fue el no ser adictos al levantamiento militar”.

Les siguió Carmelo Urra, concretando las fuentes archivísticas que han servido para establecer la verdad de lo ocurrido y “el hecho de que los propios victimarios avalaron con sus informes, fechados y firmados, su culpabilidad directa o cómplice en la aplicación de la represión”.

Cerró la exposición García de Albizu, añadiendo que “el libro no es sino un acta del proyecto amescoano de memoria histórica, que ha alcanzado los objetivos establecidos”. - D.N.