Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Cientos de sanitarios voluntarios reforzaron la atención a las víctimas

De vacaciones o fuera de su horario laboral, llegaron a los hospitales incluso antes de activar los “planes de catástrofes”

Miércoles, 23 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Ciudadanos en el minuto de silencio del pasado viernes.

Ciudadanos en el minuto de silencio del pasado viernes. (EFE)

Galería Noticia

  • Ciudadanos en el minuto de silencio del pasado viernes.

barcelona- Cientos de profesionales de la sanidad, auxiliares, enfermeras y médicos, y personal de mantenimiento que estaban de vacaciones o fuera de su horario laboral acudieron de forma espontánea a los hospitales para atender a los heridos de La Rambla, antes incluso de que los centros activaran sus “planes de catástrofes”.

El gerente del Hospital Vall d’Hebron, el médico Vicenç Martínez Ibáñez, explicó que el jueves era su primer día de vacaciones y cuando se perpetró el atentado se encontraba a 20 minutos del hospital, adonde llegó una hora después de que el asesino de la furgoneta atropellara a más de un centenar de personas en La Rambla.

“Aunque al principio no sabíamos la magnitud de la tragedia y las noticias que nos llegaban eran de pocos heridos, activamos el plan de catástrofes del hospital”, recordó.

Apenas hacía dos meses que habían hecho el último simulacro de catástrofe y habían actualizado el plan, que consiste básicamente en habilitar espacios y liberar el máximo número de quirófanos y camas para atender a los heridos que lleguen de la tragedia.

“Más de 60 profesionales de mantenimiento, auxiliares, traumatólogos, anestesistas y personal de enfermería que no estaban trabajando se presentaron en el hospital antes de conocer incluso la magnitud de la tragedia”.

El plan afectó al hospital de Traumatología, al Infantil y al Hospital General “por si teníamos que acoger enfermos derivados del Hospital del Mar, que es el centro más cercano y el que recibía más heridos”.

Al Vall d’Hebron llegaron pocos heridos, nueve, pero de máxima gravedad. De hecho, aún dos de ellos permanecen intubados en estado muy grave y a otro se le practicó ayer una segunda operación.

“Ya por la tarde pudimos intervenir quirúrgicamente a tres de los heridos más graves, dos adultos y un niño, porque teníamos traumatólogos, anestesistas y enfermeras que se habían incorporado espontáneamente. El personal que trabajaba de guardia y que acababa su turno a las ocho de la tarde lo prolongó hasta que se acabó el trabajo”, explicó Martínez.

El Hospital Vall d’Hebron no desactivó su plan de catástrofes hasta que los Mossos d’Esquadra no les comunicaron que se acababa la sospecha de un posible segundo atentado en la ciudad, cosa que ocurrió. “La respuesta del personal ha sido espectacular y también la de los ciudadanos. ¡A los pocos minutos, unas 50 personas que estaban por el hospital ya hacían cola para donar sangre sin haberlo pedido!”, remarcó el doctor responsable del hospital.

gestionar la solidaridadEl Hospital del Mar, el de referencia en la zona donde se perpetró el atentado de La Rambla y el que más heridos recibió, una veintena -dos en estado crítico-, activó el jueves por primera vez el protocolo de incidentes con múltiples víctimas para dejar disponibles quirófanos y equipos para atender a las víctimas.

El director médico y asistencial del Hospital del Mar, Julio Pascual, que fue el responsable del operativo, relató que se enteró del atentado cuando acabada de salir del hospital y se encontró con su coche en un atasco en la Vía Laietana. Sin embargo, al escuchar por la radio el atentado pudo regresar al hospital cuando ya llegaba el primer paciente, apenas media hora tras el atropello.

“Lo más difícil fue gestionar la solidaridad. Todo el mundo se ofrecía. Más de una veintena de personas dejaron sus vacaciones y vinieron espontáneamente”, concluyó. - Efe

Herramientas de Contenido