Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
es diabético y necesita inyectarse insulina

Buscan en Navarra a un vecino de Huesca desaparecido hace 11 días

La última pista sobre Jesús Casanaba, de 49 años, es la señal que emitió su teléfono desde las cercanías de Urraúl Bajo
El oscense salió de casa sin dinero, ni insulina, ni documentación

Miércoles, 23 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Jesús Casanaba.

Jesús Casanaba.

Galería Noticia

  • Jesús Casanaba.

PAMPLONA- La última pista que se tiene de Jesús Julián Casanaba Martínez, de 49 años, es la señal que emitió su teléfono móvil el pasado 12 de agosto a las 21.30 horas captada desde el repetidor de Urraúl Bajo. Desde esa noche, que su familia denunció su desaparición a la Policía, este vecino de Huesca continúa en paradero desconocido. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están buscando desde hace once días a este oscense desaparecido, que es diabético y necesita inyectarse insulina cuatro veces al día y según fuentes policiales y familiares se marchó de casa sin documentación, sin dinero y sin la medicación que necesita.

Jesús Julián Casanaba Martínez salió de su casa el pasado sábado día 12 de agosto por la tarde en plenas fiestas de San Lorenzo, en su localidad, Huesca. Iba vestido con la indumentaria de peñista y de las fiestas: camiseta blanca, pantalón corto y unas zapatillas deportivas. Mide 1,70 metros, tiene el pelo castaño oscuro y complexión delgada. Esa tarde se marchó con su vehículo, una Peugeot Partner Rancho de color gris matrícula 3899-FNB, una furgoneta de la que tampoco se tiene ningún rastro ni ninguna pista.

Según relata a este periódico su hermano Francisco Casanaba, que habló con Jesús Julián esa misma mañana, “nada hace sospechar las causas de su desaparición ni que tuviera que marcharse por ningún motivo”.

“Mi hermano es y ha sido siempre una persona muy seria, muy ordenada, no tenemos idea de lo que ha podido pasar y estamos muy preocupados porque no sabemos si se llevó suficiente insulina o no, en cualquier caso han pasado ya muchos días”, explica Francisco.

El desaparecido está casado, tiene dos hijos y trabaja en la empresa Piensos Yerbera de Huesca. Estos días estaba disfrutando de sus vacaciones. Durante estos 11 días de ausencia, además de hacer circular su fotografía y de su vehículo en las redes sociales y grupos de WhatsApp;los propios familiares y allegados han recorrido las proximidades de Urraúl, Artieda y Rípodas, rastreando la zona sin ningún éxito. También las autoridades del valle, como relata Ana Iriarte, alcaldesa de Urraúl, están al tanto del caso por si tuviesen alguna novedad.

No obstante, tal y como han indicado fuentes policiales la emisión de esa señal del teléfono móvil captaba por el repetidor puede ser lanzada desde un punto cualquiera en un radio de 30 kilómetros a la redonda. La localidad de Urraúl Bajo se encuentra a tan solo 36 kilómetros de Pamplona, por tanto, tampoco se descarta la hipótesis de que el desaparecido se encontrase de camino a la capital navarra. Desde ese momento, el teléfono móvil del desaparecido está apagado y no ha emitido ninguna señal más.

La Policía Nacional indicó que se están realizando las gestiones habituales en estos casos para tratar de trazar la posible ruta que siguió el desaparecido.

Tanto desde su entorno como desde la asociación SOS Desaparecidos han solicitado la máxima cooperación sobre cualquier pista o indicio que pueda esclarecer el paradero de este vecino de Huesca o las causas de su desaparición y han habilitado varios teléfonos para colaborar en la búsqueda: 642 650 775 y 678 854 338. Tal y como insiste su familia, el día de su desaparición Jesús Casanaba salió de casa sin dinero, sin documentación y, sin la medicación necesaria para la diabetes. Esta es una de las máximas preocupaciones de la familia. - D.N.

Herramientas de Contenido