Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

UPN eliminó estos apoyos en sus recortes de 2012

Los estudios científicos los recomiendan por su eficacia para prevenir 15 cánceres y evitar sobrecostes al sistema sanitario

Miércoles, 23 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Pamplona- Si bien Navarra fue bajo una legislatura regionalista en 2003 una de las comunidades pioneras en cofinanciar los fármacos para dejar de fumar, también fue un gobierno de UPN quien se apresuró a derogar ese decreto en 2012 en el contexto de la “contención del gasto público que hizo que medidas no prioritarias dejaran de tener dotación presupuestaria”, según se asegura en el texto del nuevo decreto foral que lo revierte. Desde el Instituto de Salud Pública y Laboral -y en palabras del propio consejero- se asegura que “el tabaquismo sigue siendo un problema de primera magnitud para la salud pública y es la primera causa evitable de enfermedad y muerte”. “Las personas fumadoras pierden una media de 10 años de esperanza de vida respecto a las no fumadoras”, remarcó Fernando Domínguez en la presentación general de la medida celebrada en mayo.

El contexto presupuestario y el de las prioridades políticas ha podido cambiar entre 2012 y 2017, pero lo que se ha mantenido inalterado es la constatación científica de tres hechos. El primero, desde un punto de vista sanitario, es conocido: el tabaco está detrás de una quincena de cánceres (pulmón, especialmente) y otras 25 enfermedades (diabetes, ictus...) de manera que el tabaquismo es una de las principales causas de muerte sobre las que se puede influir. Además, también está constatado que si se suman los fármacos a los diferentes talleres y programas de consejos personales que actualmente se seguían prestando desde el sistema sanitario, el nivel de éxito casi se dobla.

En segundo lugar, si se adopta una perspectiva de gestión de los recursos públicos, el refuerzo de las medidas para reducir el tabaquismo toman tintes más de inversión que de gasto ya que las atenciones y enfermedades crónicas que esta sustancia genera un importante sobrecoste financiero y de recursos humanos en los sistemas sanitarios. Un informe que en su día difundieron las sociedades de prevención el tabaquismo hablaba que en 2012 el “su coste sanitario y social era de 278 millones de euros”. No hay datos actuales sobre este aspecto aunque como sucede con otras enfermedades, es sabido que el coste de prevenirlas suele ser menor al de tratarlas ya que suelen implicar hospitalizaciones, medicaciones crónicas...

Finalmente, hay un tercer punto que tiene ver con el medio ambiente y los residuos. Así, además de estar detrás de muchos incendios (un cigarro mal apagado, etc..) la OMS ha advertido sobre el efecto de más de 7.000 productos químicos tóxicos que se generan en el mundo por 10.000 millones de colillas que se tiran. - J.I.C.

Últimas Noticias Multimedia