Precios públicos más baratos para rentas bajas

El proyecto de ordenanzas fiscales introduce el criterio de progresividad de rentas

Miércoles, 23 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- El proyecto de modificaciones de ordenanzas fiscales y normas reguladoras de precios públicos 2018 prevé cambios en la norma fiscal, introduciendo el criterio de progresividad de las rentas a la hora de establecer los precios públicos de los servicios municipales para las personas mayores. Se propone establecer nuevos baremos para tener en cuenta los tramos más bajos de renta a la hora de adecuar la tasa de los servicios a la realidad socioeconómica de este colectivo, en una ordenanza que se ha mantenido sin modificaciones desde 2012. De esta forma, se prevé modificar las tarifas, estableciéndose una cuota especial para los tres primeros tramos de renta con el fin de recoger la especial situación de vulnerabilidad del grupo de personas perceptoras de pensiones no contributivas, pensiones SOVI y unidades familiares unipersonales con renta garantizada. A partir de estos tramos, la tarifa se calcularía aplicando un porcentaje progresivo a las rentas per cápita de las personas usuarias, procurando equiparar al porcentaje del 20% aquellas situaciones socioeconómicas que más se acerquen a una renta garantizada unipersonal e incrementando las tasas progresivamente a medida que se mejora la situación económica.

Ejemplificando los cambios propuestos y respecto al uso de los apartamentos tutelados que oferta el Ayuntamiento, Pamplona Centro Histórico calcula que el coste real mensual de los mismos oscila entre los 344,58 y los 466,48 euros (ansoleaga 17) para apartamentos individuales, mientras para los dobles la cifra llega a los 526,61 euros. Teniendo en cuenta estos datos y el perfil de las personas usuarias, se propone una tarifa máxima de 344,00 euros para el apartamento individual y de 457,00 euros para el apartamento doble. En cuanto al comedor social municipal, se mantiene la tarifa establecida con anterioridad dado que el objeto de este recurso municipal sigue siendo proporcionar una alimentación adecuada a la población de Pamplona que presenta graves necesidades económicas.

otros cambiosCon una filosofía similar, la de adecuar precios públicos a la realidad socioeconómica de los diferentes colectivos, se plantea la exención del pago de los servicios veterinarios para personas en exclusión social. En la misma Norma 10, se añade la posibilidad de exención de costes para este mismo colectivo en caso de que demande un sacrificio eutanásico de animales. Finalmente, en lo referente a la contribución territorial, la ordenanza fiscal 1 modifica el gravamen de las unidades urbanas con la finalidad de seguir manteniendo la misma presión fiscal para el conjunto de Pamplona. Así, se actualiza el tipo de gravamen teniendo en cuenta la incidencia de la depreciación de los valores catastrales les por la aplicación de coeficiente de antigüedad, incrementando los tipos de unidades urbanas en un 0,72%. Pasa del 0,3826% al 0,3853%. - D.N.