Bruselas muestra preocupación por Yemen y pide a las partes respeto a la legislación internacional

Al menos 54 personas muertas y decenas de heridos en varios bombardeos de la coalición árabe

Jueves, 24 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

bruselas- La Comisión Europea expresó ayer su preocupación por la escalada de tensiones en Yemen y ha defendido que la “solución política” es la “única forma” de acabar con el mismo, por lo que ha pedido a todas las partes que se abstengan de usar la violencia y las provocaciones, así como que respeten la legislación internacional.

“Creemos que la solución política es la única forma de acabar con este conflicto. Pedimos a todas las partes que se abstengan de usar la violencia y las provocaciones y que respeten totalmente la legislación internacional, en particular para la protección de civiles y de infraestructuras civiles”, aseguró en una rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo comunitario para Asuntos Exteriores, Maja Kocijancic.

“La escalada del conflicto en Yemen es cada vez más preocupante y tiene un impacto significativo en la entrega de ayuda humanitaria”, añadió la portavoz, para después recordar que el número de fallecidos es “extremadamente alto” y que el conflicto forzó a millones de personas a abandonar sus hogares.

Además, Bruselas reiteró su petición de que las partes del conflicto se unan a los esfuerzos de Naciones Unidas para reiniciar las negociaciones y ha insistido en la importancia de que cesen las hostilidades para permitir la reanudación de este diálogo y para que la ayuda humanitaria “llegue a todos los que sufren”.

“Continuaremos apoyando el proceso de paz, aportando ayuda humanitaria y jugando un papel activo en la respuesta coordinada de la comunidad internacional para resolver las necesidades posteriores al conflicto”, garantizó la portavoz.

muertosPrecisamente, más de 30 personas murieron ayer a causa de un ataque aéreo efectuado sobre un hotel ubicado al norte la capital de Yemen, Saná, según informaron los rebeldes hutis, que controlan la ciudad. Al menos 54 personas murieron ayer y decenas resultaron heridas en varios bombardeos de la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, en la capital yemení, zona controlada por los rebeldes hutíes, informaron fuentes médicas.

El primer bombardeo que tuvo lugar cerca de un puesto de control en Arhab, en el norte de Saná, causó el derrumbe del techo del segundo piso de un edificio, donde se encontraba la mayoría de las víctimas, según un médico que trabaja en las labores de rescate.

El médico afirmó que, hasta el momento, los cuerpos de rescate han recuperado 35 cadáveres de dentro del edificio, aunque todavía hay “muchos bajo el tejado”.

Por otra parte, la televisión yemení Al Masira aseveró que hubo cuatro bombardeos más de la coalición contra puestos de control en la zona de Sanhan, en el acceso meridional de Saná, donde al menos seis miembros del movimiento hutí perecieron y otros 15 resultaron heridos.

Además, el canal, controlado por los rebeldes, aseguró que hubo otros ataques aéreos contra posiciones de seguridad en el noroeste de la capital.

La coalición internacional, capitaneada por Arabia Saudí, interviene en el conflicto yemení desde marzo de 2015 a favor del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi y en contra de los hutíes, que controlan Saná y varias regiones en el centro y noroeste del país. - Efe