Trump indultará al exsheriff antiinmigrantes, Joe Arpaio

El presidente de EEUU culpa a los medios de manipular sus comentarios sobre Charlottesville

Jueves, 24 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Donald Trump durante su discurso.

Donald Trump durante su discurso. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Donald Trump durante su discurso.

Washington- Acorralado por su ambigua reacción a la violencia racial de hace diez días en Charlottesville (Virginia), el presidente de EEUU, Donald Trump, adoptó una estrategia defensiva y culpó a los medios de comunicación de manipular sus comentarios y de promover la división en el país.

El presidente reapareció tras unos días de contención en su escenario favorito: un mitin con sus incondicionales seguidores que abarrotaban por miles el Centro de Convenciones de Phoenix, en Arizona, y que también atrajo a centenares de detractores.

Trump habló de todo, pero se detuvo en los hechos ocurridos el 12 de agosto en Charlottesville, que le han generado numerosas críticas de líderes de su propio partido y el rechazo del mundo de los negocios, con numerosas dimisiones en sus consejos asesores de empresarios, que se vio obligado a disolver.

“Lo que pasó en Charlottesville golpea al corazón de EEUU”, dijo Trump, que acto seguido sacó del bolsillo de su traje unos apuntes en los que tenía recopiladas todas sus declaraciones al respecto y con los que trató de convencer a los suyos de que condenó los hechos desde principio eludiendo sus comentarios más polémicos. “Les di a los neonazis. Les di con todo. Cité a los supremacistas blancos, a los neonazis. Los cité a todos”, recordó Trump, que acusó a los medios de comunicación de ignorar estas condenas y de citar comentarios selectivos para hacerle quedar mal y ahondar en la división del país.

Sin embargo, no replicó sus comentarios más polémicos, en los que acusó por igual a “los dos bandos”, antifascistas y neonazis, de la violencia que terminó con el asesinato de la mujer.

El poder que han adquirido los supremacistas blancos desde que Trump llegó al poder han elevado el racismo que sufre el país con un presidente que no termina de condenarlo.

Así, el Comité de la ONU sobre la Eliminación de la Discriminación Racial activó un procedimiento de alerta temprana y denunció “al más alto nivel político” del Gobierno de los actos racistas violentos ocurridos en Charlottesville. Este órgano afirmó que “no debe haber ningún lugar en el mundo para ideas supremacistas blancas o cualquier ideología similar que rechaza el pilar de los principios de los derechos humanos, la dignidad humana y la igualdad”.

indulto“¿A quién le gusta el sheriff Joe aquí?”, preguntó ante miles de personas en el Centro de Convenciones de Phoenix. El público enloqueció. “Le condenaron por hacer su trabajo. Pero creo que le va a ir bien. No lo puedo decir esta noche porque no quiero crear polémica”. Con estas palabras, Trump dejaba claro que piensa indultar al sheriff que durante años personificó la persecución racista contra los inmigrantes irregulares en el condado de Maricopa, Arizona, y que fue condenado a seis meses de cárcel.

Finalizado el mitin, policías lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes que se habían acercado a Phoenix para protestar contra Trump, y que a su vez lanzaron botellas y piedras a los uniformados, según la versión oficial. - Efe