Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Una cadena de errores permitió al imán de Ripoll moverse con total libertad

Bélgica asegura que informó sobre Es Satty a las autoridades de Barcelona - Los Mossos d'Esquadra admiten que mantuvieron una "comunicación no oficial" con la Policía belga

Miguel Aizpuru - Jueves, 24 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Momento en el que la policía registraba el piso del imán de Ripoll (Girona).

Momento en el que la policía registraba el piso del imán de Ripoll (Girona). (EFE)

Galería Noticia

Momento en el que la policía registraba el piso del imán de Ripoll (Girona).

PAMPLONA. Los Mossos d'Esquadra mantuvieron una comunicación "no oficial" con la policía belga que les consultó si tenían información del imán de Ripoll (Gerona) Abdelbaki Es Satty, considerado presunto cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), y se limitaron a contestar que no tenían datos, han puntualizado fuentes de la Consejería de Interior de la Generalitat.

En un principio la Consejería dijo que no se había recibido ninguna petición de las autoridades belgas sobre datos de Es Satty, que murió en la explosión de una casa en Alcanar (Tarragona) donde presuntamente se estaban preparando explosivos.

Según precisan ahora las citadas fuentes, hubo un contacto --que en ningún caso fue una alerta o aviso-- por email de manera informal hace más de un año entre un policía belga y un mando de la Comisaría General de Información de los Mossos, y la respuesta que dio el policía catalán fue que no tenían ninguna información sobre Es Satty.

Este miércoles, el Ministerio del Interior afirmó no haber recibido ninguna petición por parte de Bélgica sobre el imán y según fuentes de la lucha antiterrorista, ni la Policía Nacional, ni la Guardia Civil tienen constancia de haber recibido ninguna pregunta de Bélgica sobre el citado imán.

El alcalde de Vilvoorde, Hans Bonte, reiteró este miércoles sus afirmaciones de que la Policía de este municipio belga contactó con la Policía de Barcelona una vez que tuvo conocimiento del comportamiento sospechoso del imán Es Satty.

"Lo confirmo", dijo Bonte. Además, el alcalde de Vilvoorde detalló que la pregunta fue formulada por la Policía de Vilvoorde-Malechen a la "policía barcelonesa".

CADENA DE FALLOSTodos los controles fallaron con Abdelbaki es Satty, el imán de Ripoll que articuló la célula y reclutó a los yihadistas que atentaron en la Rambla y Cambrils, y que pudo obrar con total libertad. Ni su paso por prisión por tráfico de hachís -donde podría haberse radicalizado y establecer contacto con yihadistas- ni sus frecuentes viajes a focos salafistas en Bélgica, Francia y Marruecos provocaron que saltaran las alarmas.

Incluso la orden de expulsión del Estado español a su salida de la cárcel fue revocada por un juez y pudo permanecer residiendo en Catalunya, libre de impedimentos legales y de vigilancia policial alguna. Ahora, las autoridades belgas aseguran haber alertado a España por el comportamiento sospechoso del imán cuando viajó al país en 2016, pero Interior niega haber recibido ningún aviso al respecto.

La trayectoria del imán que era la cabeza de la operación terrorista, que murió en la explosión de Alcanar que precipitó los atentados, comenzó en 2006, cuando su nombre salió a relucir en la operación Chacal, una investigación en Barcelona contra reclutadores de terroristas en la que detuvieron a un primo suyo. Más tarde, en 2010, Es Satty fue arrestado en Ceuta por narcotráfico y pasó cuatro años en prisión. Supuestamente, en la cárcel de Castellón fue donde se acercó más al entorno yihadista, e incluso habría tenido trato con uno de los condenados por los atentados del 11-M.

Mientras cumplía su condena, los controles volvieron a fallar. Es Satty fue sometido a un seguimiento de dos años en la cárcel tras el que se concluyó que no estaba radicalizado en ese momento. Como otros tantos presos, tuvo un seguimiento dado su perfil para comprobar si había en su situación indicios o peligro de radicalización. Esta pesquisa dictó que no existía riesgo alguno, por lo que no se le abrió ninguna investigación más al respecto.

A su salida de prisión, las autoridades habían dictado su extradición a Marruecos, pero un juez de Castellón la revocó en 2015 porque el delito era lejano y por su “evidente arraigo laboral y esfuerzos para integrarse en España”. Además, el magistrado consideró que debía aplicar la legislación europea, según la cual, para expulsar a un extranjero residente de larga duración condenado a más de un año de prisión, debe existir una “amenaza real y suficientemente grave para el orden público o la seguridad pública”.

Abdelbaki es Satty había alegado que residía en España desde los 16 años y convivía con su madre y el marido enfermo de esta, ambos de nacionalidad española. Sostenía también que carecía de vínculos familiares o sociales en su país de origen. Por su parte, la Abogacía del Estado no recurrió la decisión del magistrado porque no les constaba ninguna información “sobre vínculos con el terrorismo” de Es Satty.

PERSONAJE AMBIGUODe esta manera, poco después se estableció en Ripoll y pudo comenzar a ejercer como imán sin ningún tipo de impedimentos. Es más, en el pueblo nadie conocía su pasado ni sabían que había sido encarcelado por narcotráfico. Fue en esta localidad donde comenzó a llevar a cabo sus planes para articular la célula y cometer una masacre. Para ello, actuó con prudencia y optó por la ambigüedad: aparentaba ser un moderado ante el colectivo local de musulmanes, pero a la par trataba de adoctrinar a los más jóvenes de la mezquita en los postulados más radicales del islam. Así, fue reclutando a un pequeño grupo con el que se reunía en secreto y con el que comenzó a preparar los atentados.

Al mismo tiempo, desde que se afincó en el municipio gerundense, realizó una serie de viajes sospechosos a países como Marruecos, Francia y Bélgica, sin que los servicios de inteligencia españoles tuvieran conocimiento de ello. En este último trayecto en 2016, permaneció de enero a marzo en la localidad de Vilvoorde, nido salafista a 12 kilómetros de Bruselas, de donde han salido decenas de combatientes del Estado Islámico (EI) en Siria. Allí buscó trabajo como imán en la localidad de Diegem, pero su actitud despertó recelos en la propia comunidad musulmana -que decidió expulsarlo de la mezquita- y otro religioso de la zona dio aviso a las autoridades.

Según confirmó ayer el alcalde de Vilvoorde, Hans Bonte, el comportamiento de Abdelbaki es Satty resultó sospechoso a los musulmanes: “Un imán de la vecina localidad de Diegem vino a preguntarnos por él, al vivir en Vilvoorde. Les parecía un hombre extraño, que decía que venía de España porque allí no tenía futuro y que se autoproclamaba imán, aunque no tenía ningún papel para acreditarlo”. El religioso que alertó a las autoridades locales estaba interesado en saber si existían antecedentes policiales en España sobre el imán de Ripoll, ya que tenía dudas de su historial previo, al no responder además el hombre a preguntas sobre su pasado. “Pese a que no había pruebas ni antecedentes, la comunidad musulmana de la zona decidió expulsarle de la mezquita”, explicó Bonte, quien dijo sentirse muy orgulloso porque los musulmanes “fueron los que se dirigieron directamente a la Policía y eso no siempre es así en otros lugares”. Tras este accidentado periplo por Bélgica, Es Satty emprendió el regreso a Ripoll, donde continuó ejerciendo de imán.

contacto con europolEl Gobierno de Mariano Rajoy aseguró ayer que los Mossos d’Esquadra no pueden acceder a los núcleos de información de la Europol, ya que esta “trabaja con Estados miembros”. Así lo ha explicado el portavoz del Gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo, en Barcelona y en respuesta a la petición del Govern para que el cuerpo policial catalán participe en este órgano europeo.

“En la Junta de Seguridad se habló de cómo se podían mejorar las relaciones entre los cuerpos policiales. Hay dos mossos d’esquadra que pertenecen al órgano de enlace del Estado con Europol y lo incrementaremos, pero es evidente que en la Europol quien está representado es la Policía Nacional, que tiene competencias en todo el territorio”, detalló el también ministro de Educación, Cultura y Deporte.

Sin embargo, en el reglamento de la Europol sí aparece el permiso explícito de los “contactos directos” con los Mossos D’Esquadra, sin necesidad de pasar por el filtro del Gobierno español. La portavoz de la agencia, Tine Hollevoet, se manifestaba en este sentido después de que la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, pusiera en duda una posible incorporación de los Mossos d’Esquadra en el cuerpo alegando que la agencia tiene sus propias normas de funcionamiento.

La respuesta de Hollevoet evidenció, pues, que la incorporación de la policía catalana en la Europol sí es posible pero tiene que ser el Estado quien autorice los “contactos directos entre sus autoridades competentes y la Europol”, una opción que parece que no contempló ni contempla el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

En cualquier caso, el ministro quiso quitar hierro a la cuestión y ha celebrado la colaboración entre los diversos cuerpos policiales. En las puertas del Gran Teatro del Liceo, donde se ha presentado para agradecer a los trabajadores de la entidad su respuesta ante el ataque terrorista de la Rambla, De Vigo ha pedido evitar polémicas después de un episodio “bárbaro y cruel” y ha asegurado que la cooperación entre las administraciones y los cuerpos policiales seguirá llevándose a cabo de manera “satisfactoria”.

Además, los sindicatos de los Mossos d’Esquadra siguen haciendo frente a las quejas de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y el Sindicato Unificado de Policía (SUP) sobre la “exclusión” de ambos cuerpos tras los atentados de Cataluña. Las quejas están “fuera de lugar”, son políticas y buscan una “polémica artificial”, han dicho.

La AUGC y el SUP denunciaron por su parte la “exclusión” y “aislamiento” a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la investigación de los atentados cometidos la semana pasada en Barcelona y Cambrils (Tarragona) por la célula terrorista que lideraba el imán de Ripoll.

Más sobre España

ir a España »