Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Tomasito cantaor, bailaor... con el ritmo metido en el cuerpo

“El escenario me define, ahí soy libre, a mi manera”

El tablao del Hotel Tres Reyes temblará esta noche hasta sus cimientos con el incandescente ritmo de Tomás Moreno. La cita, a partir de las 23.30 horas

Fernando F. Garayoa - Viernes, 25 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

(cedida)

Galería Noticia

pamplona- Tomasito aterriza de nuevo en Pamplona, ciudad que ha visitado en tres de las cuatro ediciones del Flamenco on Fire. Y lo hace Libre y a mi manera,como el título de la canción inédita que ha incluido en su último disco, un recopilatorio de sus grandes éxitos. Bien, ¿cómo definiría ese particular a mi manera?

-Mi manera es en el escenario, compadre, en directo, con música, ahí es donde me defino, donde soy libre a mi manera. También lo soy en la calle, pero de otra forma.

Viendo el vídeoclip de la citada canción, Libre y a mi manera, uno se encuentra con un Tomasito un pelín más serio, más elegante, más cantaor y menos bailaor... Será la edad, o que ya no compone con una guitarra del Lidl.

-Bueno, igual en el vídeoclip parece que bailo menos, pero si me ves en directo... Además, concretamente al vídeo de esta canción no le pega tanto el baile, se presta más para cantar. Y sí, todo el mundo me está diciendo que con la edad canto mejor, que estoy cantando de puta madre últimamente (risas).

Presenta un nuevo espectáculo, basado en el citado álbum recopilatorio, al que ha denominado Ciudadano gitano, ¿por qué?

-Porque soy gitano y soy ciudadano. Estoy parribay pabajotodo el rato, he recorrido ciudades de todo el mundo con la música, y me siento un ciudadano gitano. Y también lo puse para que el gitano sea un ciudadano y no se quede metido en la chabola, que mola también, pero hay que ser sociable.

Este álbum nos permite poder acceder, por fin, a los temas de Tomasito, que estaban descatalogados...

-La verdad es que sí, que por fin hemos podido rescatar de la discográfica temas que edité allá por 1993, 2000 o 2007. Creemos que todo esta en Internet y qué va, todo no está en la Red. Y gracias a este tipo de discos recopilatorios, mucha gente que no había podido escuchar estas canciones ahora lo puede hacer.

¿Todavía sigue siendo un limón, canción en la que ya decía eso de que vive la vida a su manera, o el limonero aquel ya no está seco y ha vuelto florecer?

-Sigo siendo un limón, el limón siempre está ahí. Es más, ahora mismo estoy debajo de un limonero, en el patio de mi madre. ¡Todavía tiene mucho jugo este limón!

En un mundo tan serio, tan doliente como el flamenco, ¿cómo encaja el humor del que siempre hace gala Tomasito?

-La bulería es burla, y también hay chufla, hay de todo... Mira los tangos, que son muy alegres, o las citadas bulerías... Es algo que me encaja porque la vida la llevo de esta manera, siempre con la intención de disfrutarla.

Me gustaría ver por un agujero la cara de los flamencos ortodoxos en una actuación de Tomasito...

-Cuando estoy actuando no me fijo en la cara de la gente, ni en la de los flamencos ni en la de los rockeros... Actúo para mí, para desarrollar. Además, la cara que pongan me da igual, yo paso de todo, con 48 años que tengo está todo conseguido, y lo digo en el sentido de que los puristas se llevan muy bien conmigo, siempre me han respetado.

Leído por ahí: “Si Lola Flores y Michael Jackson hubieran tenido un hijo sería como Tomasito”

-Jodó qué arte, ¡qué alegría!

¿Qué valor tiene la famosa canción Camino del hoyo para Tomasito?

-Mucho. Para mí y para la gente de Barbate, que les gusta un montón. Esta canción la grabé en el 96, y significó una carrera, una trayectoria... Si no la canto en los conciertos, la gente no se queda contenta. Al final vamos todos camino del hoyo, pero siempre hay que ir con filosofía.

Cómo vive el hecho de participar en un festival flamenco, que ya se ha convertido en referencia, pero que no se celebra en el sur sino en el norte...

-Hombre, es que Pamplona es muy flamenca. Estamos hablando de uno de los mejores guitarristas del mundo: Sabicas. ¡Estaban tardando en hacerle un festival! Y lo digo en el buen sentido, porque hay que ver lo qué demostró, viviendo en el extranjero y sacando el flamenco hacia arriba. Hay que dar las gracias a los que han hecho este festival, porque el flamenco tiene que ir para todos lados. Y Pamplona y Sabicas se lo merecían. Además, estoy muy contento porque este año también voy a hacer los balcones;ya me dirás tú, a ver lo que canto en un balcón (risas).

La lista de colaboraciones de Tomasito es muy larga... Desde Diego Carrasco a Lola Flores, pasando por G5, Winston Marsalis. Pero, por curiosidad, ¿cómo llegaste hasta Liam Gallagher, de Oasis?

-Estaba actuando con Chick Corea, y nos alojábamos en un pedazo de hotel en Barcelona y estábamos de fiesta. Yo me quedé sin papel y le pedí uno a un tipo que había por ahí. Y de repente me dijeron: “Tío, que ese es el Liam Gallagher, el de Oasis”. Y a mí qué: “Te cambio el papel por un cogollo”. Y al rato, va y me aparece el tío con un papel y me dice: “Dame”. Y le di . Y al rato vuelve y me da un abrazo, y me pide otro. Joé, con el tío, qué cara... Y el mánager gritando: “¡Que es el de Oasis!”. Y a mí qué, dile de mi parte que tiene mucha cara (risas). Y luego me invitaron a su habitación, pero no fui (risas).

Herramientas de Contenido