La niña se va de visita

Viernes, 25 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

NOVELA BREVE

CASANDRA Y EL LOBO

Autora: Margarita Krapanou. Editorial: Ardicia, 2017. Páginas: 164.

Casandra tiene seis años y vive su llegada al mundo adulto de un modo especial: “Como todas las tardes, miss Darry me había llevado a jugar delante del monumento al Soldado Desconocido. Yo me ponía a construir torres y albóndigas con el cubo y la pala. Miss Darry sacaba la labor rosa de su bolso rosa y se ponía a hacer punto. La noche anterior me había hecho la dormida y la había visto desnudarse. Tenía los pechos como dos campanas y el pelo de delante rubio oscuro. Se había echado ya en la cama cuando, de pronto, oí unos jadeos. “Pobrecilla… Estará mala”, me dije”. Y especial sigue siendo el acceso a la escasa consistencia moral de los mayores: “Al poco tiempo, miss Darry se fue y me pusieron de institutriz a miss Scriven, Padecía del corazón”. En Casandra y el lobo (1976), la novela de la ateniense Margarita Karapanou, podemos llegar a pensar que leemos un cuento infantil pero la sensación pronto se desvanece: “Mi amiga Becky vino de visita con su mamá. Fuimos a mi cuarto para que viera mis muñecas. Nos sentamos en el suelo, con las piernas abiertas.

¿Me enseñas las braguitas? -me pidió Becky-.

Se las enseñé.

Quítatelas.

Me las quité.

Me voy a quitar yo también las mías.

Nos pusimos delante del espejo sin ellas y con las faldas subidas.

Tenemos lo mismo -me dijo Becky-.

Me enfadé y a punto estuve de romperle la falda, Luego cogí las braguitas y las tiré por la ventana”.

Casandra es una inocente niña pero puede sorprendernos en cualquier momento.

Últimas Noticias Multimedia