Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Mesa de Redacción

Sequías y la batalla del agua

Por Joseba Santamaria - Sábado, 26 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Periódicamente saltan a los medios de comunicación informes y advertencias sobre el riesgo de grandes sequías en el Estado español en un futuro inmediato. No sé hasta donde esas previsiones pueden ser tan catastróficas como prevén a corto plazo, pero el avance de la desertización parece real. Las imágenes del Tajo o determinadas zonas del Ebro de este año muestran ríos sin apenas ya caudal. Aunque quizá esos mismos ríos el año que viene o el siguiente provoquen grandes inundaciones. Nunca se sabe. Pero el riesgo de sequía pone sobre la mesa otro debate de peso: la batalla del agua. Según cifras de la ONU, hoy 1.200 millones de personas no tienen acceso a una cantidad suficiente de agua para satisfacer sus necesidades básicas. Las cifras muestran una realidad terrible: la imposición de las grandes empresas transnacionales, que han multiplicado en los últimos años sus ganancias con las privatizaciones de los acuíferos, la sobre explotación agrícola y el embotellamiento del agua, sobre los derechos de millones de seres humanos: 4.000 niños mueren al día por ingerir agua no potable. La escasez, desregulación y privatización del agua deriva en catástrofes humanas y sociales que tienen efectos desastrosos en los derechos humanos. En esta guerra entre el ultraliberalismo económico y el conservadurismo político con la ética democrática y los derechos humanos, el agua es ya un objeto de deseo mercantil, una mercancía más a privatizar y explotar. Una batalla más entre mercado y humanidad. Es una obligación ética asegurar desde las instituciones una gestión global del agua sostenible y no mercantilista, que asegure el uso del agua como elemento de crecimiento económico desde criterios de necesidad, suficiencia y equidad social y territorial. Es verano y ha llovido poco. Merece la pena recordar que el agua es un derecho humano imprescindible -no sólo una necesidad de consumo o un marco de negocio- para la vida de personas, animales y plantas en este Planeta Azul. Sin tonterías.

Herramientas de Contenido