Despedida más que digna de Ortega Cano en una entretenida y triunfal tarde

El torero triunfó en su última corrida, junto a Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante, en la que cortó dos orejas

Domingo, 27 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

madrid- Ortega Cano se despidió definitivamente de los ruedos ayer en San Sebastián de los Reyes (Madrid), con una actuación más que digna que le valió para cortar dos orejas y triunfar junto a Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante, aunque los tres rehusaran la salida a hombros

Ortega aparentemente no estaba ya para estos trotes. La intervención de corazón a la que fue sometido hace pocos meses no jugaba a su favor. También la edad, el tiempo de inactividad y sus propias losas personales podrían pesarle a la hora de resolver en la cara del toro. Pero no. Ortega, dentro de sus limitaciones, resolvió con mucha dignidad el reto, con momentos extraordinarios ante un lote de lo más dulce y “chochón”, con los que estuvo francamente bien. Los incrédulos, esos que ayer brillaron por su ausencia en la plaza, quedaron retractados. Ortega se enfrentó a un primer toro bueno y dócil con el que firmó algunos muletazos sueltos de buen corte dentro de una labor sin alharacas y que sorprendió a todos por la seguridad y quietud que mostró.

Cortó una oreja que paseó junto al pequeño José María, al que se le vio también disfrutar de la mano de su padre. Campiñero se llamó el toro de la despedida con el que se volvió a ver un Ortega Cano totalmente entregado. El brindis a su familia dio paso a una faena sensacional por el empaque, el gusto y la torería que demostró. Las lágrimas de emoción sobre el albero se fusionaron con una gran ovación por parte de unos tendidos que se sumaron a este homenaje de despedida, al que también se unieron sus compañeros de cartel. - D.N.