Carta a un amigo cercano

Jose Javier Napal - Domingo, 27 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

No vivimos juntos pero te llevo y llevaré muy dentro Spock, siempre. Apenas jugamos tú y yo pero me bastó ese tiempo para entender que lo único que querías era eso, disfrutar jugando.

Te retuvieron sin poder disfrutarlo, sin poder ser libre durante más de 4 años hasta que te encontramos de aquella manera.

A pesar de que el ser humano te hizo sufrir, no fuiste capaz de quejarte mientras curábamos tus heridas. A pesar de todo ese dolor que padeciste, solo fuiste capaz de ofrecer la mirada más tierna que uno podría esperar.

Has disfrutado unos pocos meses. Ojalá hubieras tenido muchísimo más tiempo para ti, amigo.

En estos meses cerca de ti he visto a alguien que solo quiere jugar, que solo desea compartir y compartirse, que solo pide unas pocas caricias y a cambio, da todo su corazón. En definitiva, alguien que solo quiere amar con todas sus fuerza allí donde está.

Fuiste, eres y serás un ejemplo para todos nosotros, para crecer desde dentro, siempre estarás presente entre nosotros, amigo Spock.