Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Una mujer se enfrentó al asesino de la furgoneta antes de ser abatido

El yihadista intentó robarle el coche que estaba aparcado cerca del lugar en el que le capturaron

D.N. - Domingo, 27 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Agentes de la Policía catalana inspeccionan la furgoneta que Abouyaaqoub utilizó en la Rambla.

Agentes de la Policía catalana inspeccionan la furgoneta que Abouyaaqoub utilizó en la Rambla. (EFE)

Galería Noticia

Agentes de la Policía catalana inspeccionan la furgoneta que Abouyaaqoub utilizó en la Rambla.Younes Abouyaaqoub.

Barcelona- El autor del atropello mortal en la Rambla de Barcelona, Younes Abouyaaqoub, intentó robar un vehículo en Olèrdola (Barcelona) poco antes de ser abatido el pasado lunes, día 21, por los Mossos d’Esquadra en Subirats, a solo 20 kilómetros de distancia de allí, según confirmaron ayer fuentes policiales.

La policía autonómica investiga ahora este nuevo episodio, desconocido hasta ahora, y que hace variar ligeramente el itinerario de la huida que presuntamente siguió el yihadista desde Barcelona hasta el lugar donde finalmente murió.

Al parecer, Abouyaaqoub asaltó a una mujer en la mañana del pasado lunes cuando aparcaba su coche frente a un gran establecimiento comercial en las afueras del municipio de Olèrdola, aunque ésta repelió el ataque y obligó al terrorista a salir corriendo. La mujer, cuya identidad no ha trascendido, no presentó en primera instancia ninguna denuncia ante la policía y lo hizo más tarde cuando Abouyaaqoub ya había sido abatido por la policía y lo pudo identificar como el mismo hombre que la había atacado.

Desde que perpetrara el atentado en la Rambla barcelonesa, el 17 de agosto, Abouyaaqoub era el hombre más buscado por los Mossos d’Esquadra. Finalmente fue abatido a tiros en una zona de cavas cercana a Sant Sadurní d’Anoia por dos agentes de la comisaría de este municipio del Penedés que lo descubrieran agachado en un viñedo. Tras darle el alto desde unas decenas de metros, el joven, de 22 años, se levantó, con la camisa abierta y mostró un cinturón explosivo como los que llevaban los cinco terroristas neutralizados a tiros en Cambrils la misma noche del atentado en Barcelona. Gritó en árabe “¡Alá es grande!” y corrió hacia los agentes, momento en el que los policías abrieron fuego y le mataron cuando estaba a diez metros de ellos.

Abouyaaqoub es el autor material de la matanza de la Rambla y es también el asesino de Pau Pérez, un hombre al que acuchilló para robarle el Ford Focus que estaba estacionando cerca de la zona universitaria y emprender así la huida de Barcelona. Hora y media después del atentado en la Rambla, hacia las 18.30 horas, aparcó el coche y desapareció, abandonando el cadáver de Pau en el interior del automóvil. Pasó cuatro días oculto y reapareció a media tarde del pasado lunes en el viñedo de Sant Sadurní. Una vecina alertó a los Mossos de un individuo sospechoso en la zona. La inquietud que se había adueñado de los ciudadanos, conscientes de que el yihadista seguía en libertad, se tornó en alivio al conocerse la noticia de su captura.

caravana solidariaPor su parte, los habitantes de Mrirt, localidad natal de Abouyaaqoub y de otros tres implicados en los atentados, preparan para mañana una caravana de solidaridad hacia la embajada de España en Rabat. En esta iniciativa participarán unas 50 personas. Organizarán un acto simbólico con el encendido de velas y entregarán una carta al embajador de España en Marruecos, Ricardo Díez-Hochleitner.