SEGUNDA B Osasuna B 1 - Amorebieta 1

Rectificar a tiempo

DE MENOS A MÁS | Un buen gol de barja da alas a un promesas, que corrige los errores de la primera parte

M.J. Armendáriz - Mikel Saiz - Lunes, 28 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Kike Barja celebra el gol que supuso el empate.

Kike Barja celebra el gol que supuso el empate. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

Kike Barja celebra el gol que supuso el empate.

OSASUNA B 1 Juan;Samuel, Perea, Albisu, Endika;Adrián (Álvaro, m. 78);Jaime Dios (Jordan Gaspar, m. 67), Dani Santafé, Javi Martínez, Barja;y Barbero (Jonatan González, m. 73)

AMOREBIETA 1 Zábal;Aguirre, Juaristi, Aurtenetxe, Morgado (Galarza, m. 79);Mujika (Iturraspe, m. 70), Setii, Ortega, Seguin;Mikel Álvaro y Ubis (Jon Ander, m. 60).

Goles 0-1, m. 29: Seguin. 1-1, m. 44: Barja.

Árbitro Sesma Espinosa, asistido por Domínguez Zapatero y Montoya (Comité riojano). Amonestó a los locales Endika, Adrián, Barja y Jordan Gaspar y a los visitantes Mujika y Mikel Álvaro.

Estadio Tajonar. Cerca de mil espectadores.

pamplona- Un gol de Kike Barja al filo del descanso hizo olvidar una mala primera parte de Osasuna Promesas y le dio alas en la reanudación, en la que el juego estuvo nivelado y el empate final refleja ese equilibrio que cualquiera de los dos equipos pudo romper en la recta final del partido.

Porque lo mejor que hizo ayer el filial fue darse cuenta de sus errores en una primera mitad en el que las dudas defensivas bien le pudieron causar un disgusto mayor que el gol encajado a la media hora. Para entonces, un Amorebieta sólido, con las ideas claras, había puesto su ley en el campo y había encontrado la forma de superar a Osasuna en su propia casa. Si el Amorebieta no abrió mayor distancia en el marcador fue por las intervenciones de Juan y la falta de definición de sus hombres ofensivos. Sirva como ejemplo la descoordinación de Segui y Mikel Álvaro en una cesión al portero rojillo, en la que ambos se molestaron para rematar cuando estaban solos en el área.

Pero a punto de llegar al descanso apareció Kike Barja, la referencia ofensiva en la banda izquierda, para inventarse una jugada personal que lleva su sello, en la que superó al portero y cruzó a puerta para establecer el empate.

Osasuna ajustó posiciones en el centro del campo en la reanudación y tapó esas diagonales que tanto daño le habían hecho en el primer tiempo. Con mayor presencia en las bandas, el filial recompuso líneas y pasó a mandar en el partido. Una falta de Endika que se estrelló en el palo y un mano a mano de Barbero que acabó en córner fueron consecuencia de un juego mejor fundamentado, donde Dani Santafé tuvo más presencia y Adrián se desenvolvió con soltura, al tiempo que Albisu y Perea se imponían como centrales.

Parecía que Osasuna podía dar un paso al frente, pero el Amorebieta resistía. De este modo, se entró en la recta final del encuentro con todo por decidir. Javi Martínez, que hizo un gran partido para ser el primer año después de juvenil, pudo desequilibrar en dos jugadas (m. 78 y m. 91), y Juan, en una doble intervención, evitó la derrota en el 85.

Osasuna estrenó con el empate su casillero de puntos y corrigió a tiempo los desajustes defensivos, mejorando la imagen de la primera jornada. Habrá que ver si llega ahora el central que estaba buscando el club para el filial.

Últimas Noticias Multimedia