Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Aurizberri/Espinal | El calor llena la calle

Aurizberri exprime sus fiestas

Tras cinco días calurosos, la localidad pirenaica terminó ayer sus fiestas con deporte y buen humor

En el día grande hubo homenaje a los mayores y comida popular para 250 comensales

Patricia Carballo - Lunes, 28 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El Día de San Bartolomé hubo homenaje a los mayores Víctor, María Elena y Dámaso, a quienes obsequiaron con un pañuelo rojo y un aurresku.

El Día de San Bartolomé hubo homenaje a los mayores Víctor, María Elena y Dámaso, a quienes obsequiaron con un pañuelo rojo y un aurresku.

Galería Noticia

  • El Día de San Bartolomé hubo homenaje a los mayores Víctor, María Elena y Dámaso, a quienes obsequiaron con un pañuelo rojo y un aurresku.
  • Los gigantes, bailando por la calle principal al son de los txistularis.
  • En el campeonato de mus del Hostal Haizea participaron 32 parejas.
  • El torico de fuego atrajo, cada noche, a gente de todas las edades.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

AURIZBERRI/ESPINAL- Las fiestas de Aurizberri-Espinal finalizaron ayer tras cinco días intensos de celebraciones donde el inusual calor ha sido el verdadero protagonista. Desde que el pasado miércoles el coro Auzperri Abesbatza prendiera la mecha en la plaza, los vecinos han tomado estos días las calles para disfrutar de vermús, costilladas, kalejiras y bailes al son de los txistus, la fanfarre y las orquestas.

El día grande para los aurizberritarras fue el jueves, cuando honraron a su patrón, San Bartolomé, con una misa y una actuación de la coral. Posteriormente, el Concejo homenajeó a los vecinos residentes de 70 años Víctor Urtasun Barberena, María Elena Villanueva Aos y Dámaso Fagoaga Echeverría, a quienes les obsequiaron con un pañuelo rojo y una placa conmemorativa en reconocimiento a su dedicación a la localidad. Asimismo, los gigantes y el coro local les rindieron homenaje a los setentañeros, que incluyó un aurresku. La jornada continuó con una comida popular en el frontón que congregó a alrededor de 250 personas, la posterior kalejira por el pueblo con la fanfarre Fan eta Farre y el baile de disfraces de los txikis. Y es que los más pequeños también han exprimido las horas del día, disfrutando en compañía de la comparsa de gigantes, la chocolatada, los karts, los castillos hinchables y el torico de fuego.

De la misma manera, algunos participaron en los partidos de pelota organizados por el Club Auñamendi. De hecho, en un pueblo con tanta tradición pelotazale, no podía faltar este arraigado deporte. En estos cinco días, se han disputado en el frontón Ederrena las finales del campeonato de pelota goxua, se han podido ver las modalidades de pelota mano, paleta goma femenina y xare y ayer finalizaron las fiestas con el partido de pelota entre Eugi-Lasa III y Arbizu y Eulate. Otro de los actos que cada año va teniendo más presencia juvenil es el campeonato de mus relámpago del viernes en el Hostal Haizea, donde hubo récord de participación con 32 parejas inscritas, así como el Baile de la Era, una cita marcada en el programa que ha llenado cada día la plaza con dantzaris masculinos y femeninos de todas las edades.

A pesar de la lluvia de ayer, aún quedaron ganas para disfrutar y reír con los monólogos del vecino Iñaki Etxenike y para degustar pan y queso. Con el baile de la noche y el último torico de fuego, los vecinos despedían un año más unas fiestas en donde nunca faltan las ganas de comer, bailar, reír, cantar y disfrutar tanto de día como de noche.

Herramientas de Contenido