Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
departamento de Desarrollo Rural

El Estado deja 40.000 hectáreas de regadío de la Ribera fuera del plan de emergencia contra la sequía

Desarrollo Rural pide incluir este tramo de la cuenca del Ebro, porque se encuentra en una situación límite

Martes, 29 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Vista del Canal de Tauste, que se abastece del río Ebro, en una imagen anterior.

Vista del Canal de Tauste, que se abastece del río Ebro, en una imagen anterior.

Galería Noticia

  • Vista del Canal de Tauste, que se abastece del río Ebro, en una imagen anterior.

pamplona- Las 40.000 hectáreas de regadío de la Ribera que se abastecen del río Ebro y de sus canales no se van a beneficiar por el momento de las medidas contra la sequía, aprobadas por el Ministerio de Agricultura, al no ser incluidas en este plan. El departamento de Desarrollo Rural, dirigido por Isabel Elizalde, pidió nuevamente ayer al Estado que tenga en cuenta el tramo navarro de la cuenca del Ebro, ya que estas hectáreas se encuentran en una situación de “emergencia”.

Las 40.000 hectáreas de regadío se abastecen del río Ebro y de sus canales Imperial, Lodosa y Tauste, que se surten del pantano del Ebro, situado entre la comarca cántabra de Campoo-Los Valles y la burgalesa de Las Merindades. Actualmente, este embalse está al 31% de su capacidad.

Elizalde ha vuelto a requerir al Ministerio de Agricultura, concretamente a la directora general del Agua, “añadir este tramo de la cuenca hidrográfica del Ebro dentro del ámbito de aplicación del Real Decreto de 9 de junio, por el que se adoptaron medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía”, explicó el departamento a través de una nota. En estas hectáreas de regadío tradicional, se cultivan diferentes productos, aunque destacan “las frutas y hortalizas, no tanto por el porcentaje de hectáreas que representan sobre el total, sino por su peso económico”, indicaron fuentes del sector.

petición y advertenciaApenas hace seis semanas, el pasado 17 de julio, Desarrollo Rural solicitó a la ministra Isabel García Tejerina incorporar estas 40.000 hectáreas de la Ribera en la batería de medidas urgentes impulsadas en junio por el Gobierno central para paliar la sequía en varias cuencas hidrográficas. Al no ser tenida en cuenta esta petición, Elizalde volvió a insistir ayer, porque la situación es de “emergencia” y por “los efectos que puede tener sobre el sector agrario navarro la reducción de los recursos destinados a regadío”. Algunas de las medidas están relacionadas con la fiscalidad, las cuotas a la Seguridad Social o la financiación, recordaron fuentes oficiales. En mayo, Isabel Elizalde ya expresó su preocupación por “el embalse del Ebro en la reunión del grupo de trabajo técnico de la Comisión Permanente de Adversidades Climáticas y Medio Ambientales (COPAC)”, indicó en una nota. En ese momento, el pantano se encontraba al 48,6% de su capacidad;y en estos momentos, ha descendido hasta el 31%.

colaboración entre agentesAdemás, Desarrollo Rural ha solicitado al Estado “información detallada sobre las medidas y previsiones de caudal para regadío que maneja la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para la Comunidad Foral, así como la participación del Ejecutivo navarro en la Comisión de Desembalse”, detalló en la nota.

Elizalde recordó que “esta colaboración interinstitucional ya está prevista en el plan especial de actuación en situación de alerta o eventual sequía de la cuenca del Ebro y que vistas las circunstancias climatológicas actuales es imprescindible que se pongan en marcha con urgencia los mecanismos de colaboración entre la CHE y el Gobierno de Navarra para, junto con las comunidades de regantes, compartir información y colaborar en la toma de decisiones que sean precisas”, concluyó. - S. Zabaleta

Herramientas de Contenido