Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
la carta del día

Gaspar Montes Iturrioz en Karakoetxea (y 3)

Por Javier Quintano Ibarrondo - Martes, 29 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

suele ser a principios de julio. Lleva uno asistiendo tantos años a las inauguraciones de las exposiciones de pintura de Jesús Montes en Karakoetxea (Ziga) que van a acabar confundiéndome con un componente más del personal de cátering. Cada verano sigo recibiendo el catálogo con cuidadas reproducciones en color de algunas de las obras que veremos expuestas, al que acompaña la invitación. Llega a casa por correo, lo cual es un detalle que agradezco. Pese al criterio de tantos jóvenes para los que mantener una comunicación o correspondencia por escrito y vía correo es algo tercermundista.

Aunque ya han pasado cierto número de años mantengo vivo en mi mente el recuerdo de aquellas tardes de inauguración en que contábamos con la compañía de Gaspar Montes Iturrioz entre nosotros. Tardes imborrables en las que hemos podido darle la mano y cambiar unas breves frases con él, tan lleno de inteligencia, viveza y de sano orgullo paterno en aquel ambiente rebosante de amigos, casi apretados en el espacio al aire libre del patio. Y exteriorizando en los rostros una satisfacción compartida al cruzarnos en las diferentes estancias, donde se expone la pintura junto a arcones voluminosos y centenarios, muebles rústicos y cántaras de todas las dimensiones y épocas. Ante la contemplación de unas obras llenas de belleza que se ven por vez primera, con el vaso de cocktail en la mano, todos acabamos improvisando una crítica de arte pictórico en la conversación con las amistades, crítica llena de calificativos encomiables. Mientras se percibe cierto nerviosismo entre los compradores en el asedio al que se ve sometido Robert, imprescindible para que todo salga perfecto y para que se agilicen las ventas.

¡Qué década de energía creadora la que va de 1920 a 1930 en esta tierra y la que se proyecta con determinación y fuerza en nuestro mundo cultural y pictórico hasta el fatídico 36! Iniciada con Ignacio Zuloaga al frente, más veterano, acreditado y admirado en Europa, se va estructurando una Asociación de Artistas Vascos en la que colaboran Alejandrino Irureta, Ignacio Ugarte, Elías Salaberría, Flores Kaperotxipi, el extraordinario retratista Juan de Echevarría, Ricardo Baroja, etcétera, y a los que se unían pintores prendados con nuestro paisaje y nuestro ambiente creativo, como Darío de Regoyos y Vázquez Díaz. Avanzaba la Escuela del Bidasoa, con José Salís y Camino al frente. Y con Gaspar Montes, con Bernardino Bienabe Artia, irunés como él y entrañable amigo, y tantos otros. Por Irun, Hondarribia y Bidasoa pasaban por aquellos años anteriores a la guerra civil pintores de la talla de Gonzalo Bilbao, el pintor belga Constantino Meunier, Joaquín Soro-lla, gran amigo de Salís, y los anteriormente citados Regoyos y Vázquez Díaz. También Eduardo Rosales, fallecido tempranamente, fue otro de los grandes pintores atraídos por nuestra riqueza paisajística, remontándonos al tercio final del XIX. Tanto Montes como Bienabe compartieron estancias en Madrid y París completando su formación artística al lado de destacados pintores de la época.

En 1935 Montes Iturrioz y Bienabe Artia exponían sus cuadros en el Centro de Atracción y Turismo de San Sebastián, junto a obras del escultor José Díaz Bueno. Enseguida iba a acontecer la guerra civil. Y una postguerra que siguió propiciando exilios y muertes y que nos condenó a décadas de una difícil y lenta recuperación.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia