El dinero en efectivo deja paso a los pagos mediante tarjetas

El dinero de plástico suma 124.406 millones y las extracciones de cajeros, 118.275 millones

X. Aja - Miércoles, 30 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El pasado año se retiraron de los cajeros 118.275 millones de euros.

El pasado año se retiraron de los cajeros 118.275 millones de euros. (Foto: Pablo Viñas)

Galería Noticia

El pasado año se retiraron de los cajeros 118.275 millones de euros.

pamplona- Aunque el dinero en efectivo, en billetes y monedas, sigue siendo, con diferencia, el principal método de pago en el mundo, en Europa y en especial en el Estado español, el uso de las tarjetas para abonar las facturas no cesa de crecer. Las aplicaciones de los teléfonos móviles también quieren su parte del mercado pero los ciudadanos, salvo los más jóvenes, siguen siendo reticentes a su uso. Así, según los últimos datos dados a conocer por el Banco de España, el pago con tarjetas ha crecido un 9% mientras que el dinero extraído en efectivo de los cajeros sólo ha aumentado un 3%, la tercera parte.

Los españoles tienen en sus bolsillos casi 76 millones de tarjetas bancarias. Esta cifra es un 8,2% superior a la de igual periodo del año anterior. De dicha montante total, unos 49,88 millones corresponden a tarjetas de crédito, un 11,1% más que en marzo de 2016. Estas son las cifras más altas de la serie histórica que maneja el antiguo banco emisor.

¿Por qué este auge para pagar mediante tarjeta? En principio, por comodidad, pero el crecimiento de su uso no es ajeno a la reconversión del sector bancario en España que ha reducido el número de cajeros automáticos para retirar dinero en efectivo y, además, la banca ha subido las comisiones que cobra por extraer efectivo.

En la actualidad, en el Estado español hay operativos 49.382 cajeros automáticos, un 1,89% menos que un año antes. Los consumidores españoles pagaron en el primer trimestre del presente año un total de 30.327 millones de euros mediante la utilización de tarjetas -el famoso dinero de plástico-, un 9,03% más en que igual fecha del año anterior, mientras que el importe total sacado en efectivo de los cajeros automáticos ha sido de 27.387 millones de euros, un 2,96% más, según los datos del informe anual del Banco de España.

Y la tendencia del primer trimestre de un mayor crecimiento de los pagos con tarjetas que con billetes y monedas no hace más que ratificar la del conjunto del año 2016. El pasado año se retiraron de los cajeros automáticos del conjunto del Estado español un total de 118.275 millones de euros, un 2,97% más que el ejercicio precedente, y se pagaron mediante las diferentes tarjetas, de débito y crédito, unos 124.406 millones de euros, un 10,75% más que un año antes.

Estas cifras muestran que los pagos con tarjeta no solo superan ya a los efectuados en efectivo, sino que, además, el ritmo de crecimiento del importe por uso de las tarjetas triplica el movido mediante extracciones de cash en los diferentes cajeros automáticos del Estado.

El dinero en efectivo pierde peso como medio de pago, pues el 59% de los usuarios prefiere pagar con tarjeta de crédito, según un estudio de Visa. Y el 54% de los pagos realizados en las compras del día a día por los consumidores en el Estado español se efectúa a día de hoy con tarjeta.

Prefieren tarjeta¿Aumenta el riesgo de fraude con el uso mayoritario de las tarjetas? No. Eso es al menos lo que señalan desde la Organización de Consumidores (OCU), que recuerda que el uso del denominado dinero de plástico sigue siendo una opción segura y recomendable de pago, a pesar del ligero aumento de las operaciones fraudulentas en 2016, unas 888.000, con tarjetas emitidas en territorio del Estado español, según datos del Banco de España.

Estas transacciones, que sumarían en torno a los 56 millones euros, sin embargo, no superan el 0,021% sobre el número total de operaciones, una cifra ligeramente superior al 0,018% de 2015, pero un porcentaje ínfimo.

La OCU señala que, según los datos del antiguo banco emisor, en 2017 se contempla un descenso de las tasas de fraude a través de Internet, mientras que el porcentaje de engaños en operaciones a distancia por el móvil o el e-mail se mantiene estable. La explicación que encuentra la OCU a esta situación es la progresiva implantación de sistemas de verificación de identidad en dos pasos;es decir, además de los datos de la tarjeta, se exige la introducción de una clave enviada a través de SMS. Una verificación que será obligatoria a partir de la transposición de la nueva directiva sobre servicios de pago.

El informe de Visa sobre el uso de tarjetas señala que un 53% de los encuestados reconoce que cada vez lleva menos dinero en efectivo en la cartera (media diaria de 35 euros) y el 84% confirma que, prácticamente nunca, sale de casa sin su tarjeta.

El 60%, en efectivoCon todo, un estudio de la consultora PWC calcula que, a nivel mundial, el dinero en efectivo sigue siendo clave para pagar. De hecho, el 85% de las transacciones comerciales y el 60% del valor de las mismas se realizan con dinero contante y sonante. Pero en los países occidentales más desarrollados, esos porcentajes van a cambiar de manera rápida. WhatsApp ya quiere popularizar su sistema peer to peer o de pago entre particulares. Los sistemas de pago a través del teléfono móvil requieren que la plataforma sea común entre quien paga y quien cobra, por lo que las aplicaciones móviles con una gran base de usuarios activos, por ejemplo la citada WhatsApp, tendrían una buena parte de la batalla ganada de salida si se popularizase dicha forma de pago.

En todo caso, independientemente de la forma de pago, la recuperación económica se nota en hechos como el que las entidades financieras españolas movieron un total de 1,61 billones de euros a través de operaciones electrónicas en 2016, un 3,17% más que en el ejercicio anterior, según los datos del Sistema Nacional de Compensación Electrónica (SNCE) del Banco de España.

Pagos

Tarjetas. El volumen y el valor de las operaciones de compra realizadas en España con tarjetas bancarias emitidas en el Estado aumentó en 2016, alcanzando los 3.046 millones de operaciones, con un importe global superior a los 124.406 millones de euros. Estas cifras representan un 13,4% y un 10,7% de incremento, respectivamente, según el Banco de España.

Cajeros. El pasado año se retiraron de los 49.382 cajeros existentes en el Estado, un total de 118.275 millones de euros, una cifra un 2,97% superior.