Gobierno Y AUTONOMÍAS BUSCAN lA prórroga del plan Prepara

El programa contempla ayudas extraordinarias para desempleados de hasta 450 euros
El Ministerio quiere ganar tiempo para rediseñar los instrumentos de protección a los parados

Miércoles, 30 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Varias personas en la oficina del Servicio Navarro de Empleo en una imagen de archivo.

Varias personas en la oficina del Servicio Navarro de Empleo en una imagen de archivo. (Foto: Nieves Arigita)

Galería Noticia

Varias personas en la oficina del Servicio Navarro de Empleo en una imagen de archivo.

MADRID- El Gobierno mandó ayer a las Comunidades Autónomas la documentación para que encomienden al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) la gestión del programa Prepara y poder, así, prorrogarlo de forma extraordinaria mientras se revisan los programas de ayudas a parados para unificarlos.

Durante su comparecencia en la Comisión de Empleo del Congreso de los Diputados, Báñez señaló que ayer remitió a las Comunidades Autónomas (CCAA) un borrador de acuerdo para ese encargo y el real decreto que permitiría prorrogar este plan, que venció el pasado 15 de agosto.

El 14 de agosto, Empleo, tras reunirse con los agentes sociales, ya anunció que se convocaría a las Comunidades Autónomas para consensuar un mecanismo “extraordinario y temporal”.

“Es la única opción viable”, insistió ayer Báñez, que confía en lograr el consenso de las CCAA desde un “diálogo leal” en una conferencia sectorial que se celebrará “lo antes posible”.

Báñez justificó esta última extensión del Prepara mientras se trabaja con los agentes sociales para rediseñar los distintos instrumentos de protección para parados de larga duración existentes (Prepara, PAE y RAI). “Queremos fundir los programas en uno”, señaló Báñez, que recordó que el próximo 4 de septiembre se reunirá con los agentes sociales en la mesa del plan de choque por el empleo.

El objetivo es “revisar” todos los planes de ayuda de parados para darles coherencia, adecuarlos al marco competencial y a la doctrina del Constitucional, y mejorar la eficacia de la cobertura existente.

El plan Prepara quedó extinguido el pasado 15 de agosto, una vez que bajó el nivel de paro del 18%, condición que permitía su prórroga automática, y tras conocerse una sentencia del Constitucional que estimaba un recurso de la CAV considerando que la gestión de estas ayudas corresponde a las autonomías.

Ayer, el diputado del PNV Iñigo Barandiaran pidió que se contemple “la compatibilidad de las ayudas” del Plan Prepara con las que el Gobierno vasco asume a través de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), que va desde los 682 euros hasta los 1.047 euros mensuales.

“Tenemos voluntad de permitir la viabilidad del programa por razones humanitarias y de solidaridad, ofrecemos colaboración”, aseguró Barandiaran, que exigió “reciprocidad por parte del Gobierno” para ser más eficientes en la gestión de las ayudas. En el turno de réplica, Báñez tendió la mano al PNV para poder llegar a un acuerdo.

Desde Esquerra también afearon la “invasión” de competencias y pidieron al Gobierno que acate la sentencia del Constitucional.

El plan Prepara, creado en febrero de 2011, contempla ayudas de hasta 450 euros durante 6 meses para parados con cargas familiares y que han agotado las prestaciones por desempleo. Desde su puesta en marcha, con doce prorrogas, casi un millón de parados (952.000) fueron beneficiarios de este programa. La nueva ampliación sería de 6 meses más, hasta el 15 de febrero.

Junto a este plan, están en vigor el Programa de Activación para el Empleo (PAE) y la Renta Activa de Inserción (RAI) para desempleados de larga duración que han agotado el paro. Antes de entrar en el tema de la comparecencia (la situación del Prepara) Báñez hizo un amplio repaso por los datos del mercado laboral español y destacó que la recuperación económica está siendo “solida y sana”, preservando los pilares del Estado del Bienestar.

“Ha sido una salida de la crisis a la española”, definió Báñez, para quien España ha dado ejemplo logrando una “salida social” de los años más duros de recesión.

Sobre los salarios, y si deberían subir, desde Empleo insisten en que debe haber subidas pero compatibles con la creación de empleo y la ganancia de competitividad de las empresas.

reaccionesDesde el PSOE criticaron el discurso “triunfalista” de Báñez sobre la situación del mercado laboral y la economía, y denunciaron “la deficiente cobertura a personas desempleadas y subempleadas”. Podemos acusó al Gobierno de ser “una trituradora de empleo” y pidieron elevar la cuantía de las ayudas a parados que, ha calificado, de “limosna”. Una mayor inversión en políticas activas de empleo fue lo que pidió Ciudadanos, además que ese gasto “sea mucho más efectivo”. El sindicato CCOO acusó a la ministra de “echar balones fuera”, escudándose en comunidades autónomas e interlocutores sociales, “cuando la responsabilidad de que las personas desempleadas no puedan acceder al plan es de Empleo”. - Efe