Centenares de pasajeros, atrapados en aeropuerto fantasma de Berlín

EFE - Miércoles, 30 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 10:37h

Vista de la torre de control del aeropuerto internacional de Berlín.

Vista de la torre de control del aeropuerto internacional de Berlín. (EFE)

Galería Noticia

Vista de la torre de control del aeropuerto internacional de Berlín.

BERLÍN- Centenares de pasajeros se vieron atrapados anoche en el aeropuerto internacional de Berlín, cuya entrada en funcionamiento sigue en el aire a pesar de haberse tenido que inaugurar en 2011, después de que la desactivación de una bomba de la II Guerra Mundial obligara a desviar vuelos del de Tegel.

Según publica hoy el diario "Bild", la desactivación del artefacto explosivo obligó a cerrar el aeropuerto de Tegel, en el norte de Berlín, durante tres horas a partir de las 20.00 horas (18.00 GMT) y al menos 24 vuelos tuvieron que ser desviados y aterrizar en el aeródromo de Schönefeld, en el sureste de la ciudad, en concreto en la vecina terminal todavía sin abrir.

"Debido al cierre de Tegel tuvimos que recibir en Schönefeld en un breve espacio de tiempo 24 vuelos que llegaron prácticamente a la vez. Por eso tuvimos problemas para disponer de escaleras. Aún así, todos los viajeros pudieron abandonar sus aviones", declaró Daniel Tolksdorf, portavoz del aeropuerto.

Algunos pasajeros informaron a través de las redes sociales de su aterrizaje en BER -según el código de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) con el que se designa este nuevo aeropuerto-, que oficialmente todavía no ha entrado en funcionamiento y situado junto al de Schönefeld.

"Yo soy uno de miles de pasajeros que cuando hoy cerró Tegel voló al vacío aeropuerto BER, donde no hay nada y no ocurre nada", escribía un usuario.

Otro decía: "Maravilloso. Ya es posible aterrizar en BER. Lamentablemente no se puede bajar" (del avión).

"Tegel cerrado, aterrizaje en BER. Acabo de viajar en el tiempo", decía un tercero, mientras otro pedía: "¡Escaleras, aquí en BER necesitamos ahora mismo unas escaleras!

Cuando los pasajeros finalmente pudieron abandonar sus aviones, tuvieron grandes dificultades en salir del aeropuerto ante la falta de taxis y a que el transporte público no circulaba a esas horas.

La bomba había sido descubierta hacia las 15.30 en una antigua fábrica de motos de BMW en el barrio berlinés de Spandau y los artificieros decidieron desactivarla ayer en el mismo lugar al determinar que su transporte no era posible.

Para la desactivación de la bomba, la policía estableció un radio de seguridad de 350 metros.

Varios locales tuvieron que ser evacuados por razones de seguridad, el tráfico rodado se vio afectado, y la circulación del metro quedó interrumpida.

Las obras del nuevo aeropuerto, que debería haber entrado en funcionamiento en 2011, han estado rodeadas de problemas técnicos que han obligado a cancelar sucesivas fechas de inauguración y también de escándalos políticos y administrativos, que llevaron a abrir una comisión de investigación en el parlamento regional.

Según los planes actuales, Tegel, cuyas instalaciones han quedado en buena medida obsoletas, debería cerrar sus puertas a más tardar seis meses después de la apertura del nuevo aeropuerto internacional Willy Brandt, que asumirá su tráfico aéreo y el del segundo aeródromo berlinés, el de Schönefeld.