Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El centro, listo para sacar 15.000 coches del espacio público

Urbanismo visitó las obras, ya completadas casi al 90%
El plan, que se implanta el lunes, acerca villavesas y gana espacio al peatón

Marivi Salvo Javier Bergasa - Jueves, 31 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona - El cambio más importante de la ciudad, en lo que a movilidad se refiere, de los últimos 20 años, y que pretende sacar del centro los cerca de 15.000 coches que pasaban a diario, de hecho más de 10.000 lo hacían por José Alonso, cifra increíblemente superior a la de la cuesta de Beloso. La comisión de Urbanismo municipal, encabezada por el alcalde Joseba Asiron, visitó ayer las obras de amabilización del centro de Pamplona, que comenzaron el 17 de julio y ya están completadas al 90% a escasos días de su implantación, este lunes, 4 de septiembre. El plan, según explicó la directora del área de Conservación Urbana, Cristina Arregi, ha costado 650.000 euros en su primera fase y tiene como objeto “la mejora de la calidad del espacio urbano” con actuaciones como “reducir el tráfico del vehículo privado, acercar las líneas del transporte urbano al Casco Antiguo, y priorizar al peatón y medios de transporte sostenibles como la bici”. Porque “estamos transformando el centro, con la idea de ir cambiando la ciudad, aglutinando los principios básicos para una movilidad sostenible”.

El principal cambio, y allí comenzó la visita, se va a hacer visible en la calle Navas de Tolosa, en el final del paseo de Sarasate (ante el Parlamento). Allí desaparece el tráfico privado, y solo peatones y villavesas podrán circular, con dos carriles de ida y vuelta. De hecho, el paseo de Sarasate queda libre de vehículos (y solo villavesas, vehículos autorizados, taxis, motos y residentes podrán circular). Porque “va a ser un entorno más accesible, más seguro, más calmado y menos ruidoso”, avanzó Arregi, quien recordó que el proyecto, en el que han formado parte distintas áreas municipales y la Mancomunidad, “ha costado un año”.

Cristina Arregi detalló que “esta primera fase de obras tiene como objetivo acercar el transporte público y provocar esas continuidades en recorridos ciclistas”, como el carril bici de Trinitarios, que crecerá en 250 metros hasta la calle General Chinchilla, o el eje peatonal que se crea en Bosquecillo y que después enlazará con Pío XII. Después, según añadió, “pasaremos a una fase de evaluación que durará unos seis meses para ver cómo funcionan estos cambios y, si se consolidan, pasaremos a una tercera fase de reurbanización definitiva de todo el ámbito de actuación”. De ahí que las aceras, que a futuro se ampliarían definitivamente, en calles como Navas de Tolosa o Padre Moret, por ejemplo, ahora quedarán ensanchadas de forma provisional con hormigón y bolardos.

CENTRO CAUTIVO DEL COCHE Acabar con un centro cautivo del coche. Así lo consideró el alcalde Joseba Asiron, quien opinó que “se trata de intervenir en una parte sensible de la ciudad, una parte que a lo mejor ha estado demasiado tiempo consagrada al vehículo y ahora, en el mismo sentido en que caminan las ciudades modernas europeas, se va a dar más prioridad al transporte público, a la bicicleta y al peatón”, dijo. El alcalde reconoció que todo cambio “genera expectación y puede generar incertidumbre, pero yo tengo una confianza absoluta en los técnicos”. Así, recordó que se trata “del resultado de un año de trabajo, va tomando forma y además es una intervención en el corazón de la ciudad que luego va a conectar con otros circuitos que se están planteando más hacia los barrios”, dijo y añadió que “va a ser una transformación muy interesante y yo personalmente estoy muy ilusionado”.

ACERAS MÁS ANCHAS La siguiente parada fue el cruce con la calle General Chinchilla, donde los técnicos explicaron las ganancias peatonales: pasos de cebra más anchos, ampliaciones de acera, continuidad al recorrido de paseo de borde del Casco Viejo y peatonalización de General Chinchilla. En este mismo punto, Alexia Cantó destacó las conexiones de las vías ciclables que van hacia Ciudadela (a través de General Chinchilla), adónde va a llegar el carril bici de Trinitarios y, después, con Pío XII (en proyecto), a través del Bosquecillo.

Los corporativos se desplazaron después junto a la Iglesia de San Lorenzo, donde se dieron a conocer las medidas de priorización del transporte público (carriles exclusivos o parada en el mismo carril de circulación), la peatonalización de calle Bosquecillo y las nuevas soluciones de acceso limitado al Casco Viejo a través de la calle Mayor (solo de salida). La rotonda de los Tres Reyes y Padre Moret, con las nuevas zonas de aparcamiento para residentes de los sectores 1 y 2. Por último, los nuevos accesos a la avenida del Ejército y el tráfico exclusivo de villavesas y bicis en Padre Moret centraron la última parte del recorrido.

Los técnicos quisieron dejar claro que los trabajos de reurbanización se han ceñido a los planes previstos. Así y en cuanto a plazo de ejecución, la práctica totalidad de las obras, que comenzaron el 17 de julio, estarán listas para el 4 de septiembre. Asimismo y respecto al presupuesto, la actuación se saldará con un gasto aproximado de 650.000 euros.

Herramientas de Contenido