Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Berriozar

Un baile para enamorar vestido de mayordomo

El tradicional acto del día grande de las fiestas reunió a una multitud en el Casco Viejo

Cuatro mozos solteros protagonizaron el baile y después repartieron el almuerzo al vecindario

Patricia Fernández / Unai Beroiz - Viernes, 1 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los cuatro mayordomos de este año abrieron el baile en la carpa ante la mirada de sus familiares y vecinos.

Los cuatro mayordomos de este año abrieron el baile en la carpa ante la mirada de sus familiares y vecinos. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

Los cuatro mayordomos de este año abrieron el baile en la carpa ante la mirada de sus familiares y vecinos.Tras el baile, repartieron el tradicional aperitivo.

Berriozar-Ayer tuvo lugar uno de los actos con más historia de las fiestas de Berriozar, el baile de Mayordomos. Esta tradición fue recuperada por los vecinos en 1970 y escoge a cuatro mozos solteros del pueblo que en su día organizaban las fiestas.

Los cuatro mayordomos de este año salieron de la tradicional misa en el Casco Viejo, en las faldas del monte Ezkaba, muy nerviosos y emocionados. Rodeados por la multitud, los protagonistas de la jornada se dirigieron a la carpa donde bailaron un fandango y un arin-arin ante los aplausos y gritos de “olé” de los asistentes. “Antes eran los mozos que se iban a casar los que bailaban, por parejas. Ahora puede apuntarse cualquiera, pero tienen que ser solteros y vecinos de Berriozar”, comentó una vecina mientras miraba las dantzas.

Vestidos con los tradicionales trajes de mayordomo, los cuatro jóvenes pusieron todas sus ganas en los bailes a pesar de no ser dantzaris: “Hemos ensayado cuatro días solo, pero hemos intentado darlo todo”, afirmó una de ellas, Raquel Pérez Urdániz. Junto a ella se encontraban David Torres Romero, Itsaso Terrón Beramendi e Iker Goldarazena Abollet, los mayordomos de este año. “Nosotros cuando teníamos 12 años decidimos que de mayores íbamos a ser mayordomos. Fue pasando el tiempo y de juerga en juerga lo íbamos recordando, hasta este año que por fin lo hemos cumplido”, explicó entre risas Iker señalando a su compañera Itsaso. “Mi madre también fue mayordoma en su época y es algo que nos hace mucha ilusión”, completó Itsaso. Los protagonistas fueron elegidos por el grupo de dantzas Txori Zuri y su labor durará hasta el 26 de diciembre, San Esteban patrón del pueblo, cuando repetirá el baile.

Tras sus bailes, los mayordomos dieron paso a los grupos de dantza mayores y txikis Txori Zuri y Hulargi, mientras ellos, como manda la tradición, pasaron con bandejas de comida y vino ofreciendo a los vecinos el almuerzo.