Una mujer de Lugo guardó su ataúd en su casa durante dos décadas

Sábado, 2 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Ataud.

Ataud. (Pixabay)

Galería Noticia

Ataud.

Lugo- Los restos mortales de Josefa Rego recibirán hoy sepultura en el municipio lucense de Guitiriz en un ataúd que la propia mujer, que falleció el jueves a los 99 años, guardó durante casi dos décadas en el salón de su casa y dentro del cual llegó a fotografiarse para saber cómo quedaría en su entierro. El propietario de la funeraria José María Teixido explicó que la fallecida, más conocida en su pueblo como Fina de Rivera, hace aproximadamente 20 años, después de que ellos mismos se hubiesen encargado del entierro de su marido, entró un día en el establecimiento y les comentó que quería “comprar su propio ataúd”. Después, la propia Fina contrató los servicios de un fotógrafo y se hizo varias instantáneas de ella metida en el interior de la caja, para tener idea de la presencia que iba a tener en el momento de su tránsito final. Además del féretro, Teixido confirmó que encima del ataúd, que ayer fueron a recoger al piso en el que vivió durante casi veinte años, encontraron unas llaves y una nota manuscrita en la que indicaba el nicho en el que recibirá sepultura.