Mundial de Rusia 2018 / FAse de Clasificación

España baila a Italia al son de Isco

Grupo G la victoria supone la sentencia del grupo y la casi garantía de clasificación para la fase final

EFE - Domingo, 3 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Isco controla el balón ante la presencia de Insigne.

Isco controla el balón ante la presencia de Insigne. (EFE)

Galería Noticia

Isco controla el balón ante la presencia de Insigne.

MADRID- Isco Alarcón iluminó con su fútbol el firme camino de España hacia la fase final de Mundial de Rusia 2018, con una exhibición en el Bernabéu, donde se plasmó el relevo del testigo de liderazgo de una leyenda como Andrés Iniesta, con un triunfo contundente ante una Italia que buscó la victoria y se fue goleada (3-0).

Iniesta ya tiene un heredero digno de su fútbol. El día que tenga que marcharse de la selección dejando para la historia el gol más importante jamás soñado por la Roja,el de la final del Mundial de Sudáfrica, lo hará con el orgullo de ver nuevas estrellas que extienden su forma de entender el fútbol. En Isco tiene el mejor relevo. En un duelo de la grandeza de un clásico europeo ante Italia, le traspasó poderes de liderazgo.

Once años sin perder un partido de clasificación a una gran cita llevaba Italia antes de hincar la rodilla en el Santiago Bernabéu. Fue la vendetta al golpe de fin de ciclo de la Eurocopa de Francia, el último día de la exitosa era Del Bosque. Aquella noche fatídica de París, la Roja sintió impotencia.

La misma que recorrió el cuerpo de cada internacional italiano en el Bernabéu, donde salió obligada a ganar, con un planteamiento valiente de Ventura que recibió un duro castigo. La defensa fue de cuatro por la lesión de Chiellini. No le importó a Julen Lopetegui, que mantuvo su idea de jugar con falso nueve más por premiar el momento Asensio antes que por la formación del rival.

Con movilidad del tridente ofensivo de la Roja fue Silva el que cayó por la zona del nueve. La fórmula con la que España goleó en la final de la Eurocopa de Kiev a Italia regresaba para asestar dos golpes imposibles de levantar al descanso gracias a Isco.

En el primero, era derribado cuando se iba a plantar solo ante Buffon en una falta que dio origen al primer gol. Isco pidió el balón, miró el horizonte y, con suavidad, superó la barrera para colocar el balón en la red ante la estirada tardía de Buffon.

El ataque con línea de cuatro de la azzurra dejó peligrosas acciones por las bandas que por momentos hicieron sufrir a Carvajal y Jordi Alba. De Gea respondió con grandeza cuando tuvo que hacerlo.

Pero Italia no marcó e Isco golpeó de nuevo: un zurdazo ajustado desde fuera del área.

La reanudación sería un intento sin éxito italiano, una exhibición de fútbol de Isco con España retrasando metros. Con tiempo incluso para un merecido homenaje a David Villa, que volvía tres años y dos meses después. Y con tiempo también para que Morata cerrara la contienda en una contra veloz con pase medido de Ramos.

Con 3 puntos y golaveragede ventaja y solo tres rivales fáciles por delante -Liechtenstein fuera, Albania en casa e Israel fuera-, Rusia 2018 ya no se puede escapar.