Editorial de diario de noticias

El cambio avanza a velocidad crucero

Superado el ecuador de la legislatura, Navarra goza de una estabilidad institucional que nada tiene que ver con el agónico mandato de Barcina, y todos sus parámetros económicos han mejorado de forma notable

Domingo, 3 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

el nuevo curso político arranca oficialmente mañana en Navarra. Será el penúltimo de la histórica legislatura del cambio, que en sus dos primeros años ha acreditado una solvencia en su capacidad de gestión, como lo demuestra el hecho de que todos los parámetros económicos de la Comunidad Foral hayan mejorado de forma notable. Hoy Navarra cuenta con más afiliados a la Seguridad Social que a mediados de 2015, sigue con la tasa de desempleo más baja del Estado, ha ampliado la cobertura social a los más desfavorecidos dotando de más fondos a la Renta de Inclusión Social, son más las personas dependientes atendidas por la Administración y también se han incrementado considerablemente las ayudas a la I+D+i, que quedaron relegadas a la mínima expresión en el último Gobierno de UPN. Son solo algunos ejemplos de que el cambio avanza a velocidad crucero, pese a las burdas zancadillas de la radicalizada oposición de UPN-PP, que sigue empeñada en trasladar una imagen distorsionada de la realidad. Después de haber puesto orden en las depauperadas cuentas públicas que dejó como legado el agónico mandato de Barcina, el Gobierno que capitanea Barkos tiene retos importantes por acometer en el año y medio que le resta de gestión, antes de que en la primavera de 2019 se disuelva el Parlamento y el Ejecutivo entre en funciones. En la entrevista que publica hoy este periódico, la presidenta se marca entre otros objetivos la creación de empleo de calidad y las mejoras salariales, así como cerrar la negociación con el Estado para la renovación del Convenio Económico, que podría suponer un ahorro para las arcas forales de más de cien millones de euros. También le corresponde al Gobierno definir las infraestructuras que UPN y PP dejaron paralizadas en 2013, como son el Canal y el corredor navarro del tren. Dos cuestiones en las que no cabe la precipitación, porque estamos hablando de dos inversiones millonarias, y en las que el cuatripartito que integran Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E tendrá que esforzarse por alcanzar un consenso que todavía se atisba lejano. Tan inmediata o más ha de ser la revisión de la reforma fiscal, que en líneas generales ha funcionado bien, y que Barkos es partidaria de analizar desde la base de que solo con una tributación solidaria y progresiva se pueden prestar unos servicios públicos de calidad.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »

Últimas Noticias Multimedia