competición solidaria de artica

Aitor y Cintia arrasan

Carrera popular | ganaron la competición solidaria de artica en beneficio de maialen bravo

Iñaki Sevillano | Mikel Saiz - Lunes, 4 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El aumento de ‘runners’ y pruebas eleva el riesgo de casos en peligro.

El aumento de ‘runners’ y pruebas eleva el riesgo de casos en peligro. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

El aumento de ‘runners’ y pruebas eleva el riesgo de casos en peligro.

pamplona- Aitor Etxeberria y Cintia Martínez fueron los ganadores ayer de la Carrera Popular de Artica, organizada por el grupo Korrikolaris Artika, que, además de un indudable espíritu deportivo, en su segunda edición volvió a priorizar su afán solidario hacia una de sus vecinas, Maialen Bravo, una niña que desde su nacimiento sufre problemas intelectuales y de movilidad a causa del síndrome de Rett.

A pesar de su juventud, el que es uno de los eventos deportivos más carismáticos de Artica realizó un cambio drástico en su recorrido: lo puso patas arriba. La meta del año pasado tornó en salida y la salida en meta, por lo que los 7.400 metros que lo integran, aunque pasando por los mismos lugares del año anterior (el cuartel, la dura subida al pueblo viejo o la espectacular vista del San Cristóbal entre otros), pudieron descolocar a quienes repetían.

Y no lo hacían pocos. 187 corredores de diversas partes de España -como unos ruidosos asturianos- y fuera de ella -los hubo alemanes y portugueses- dieron lo mejor de sí, aunque nadie pudo ni siquiera acercarse a la extraordinaria marca de Aitor Etxeberria, que pulverizó en más de un minuto (25 minutos y 46 segundos) el récord del año pasado de Pablo Gómez (27 minutos y 20 segundos), que en la carrera de ayer no pudo saborear el podio.

El atleta de Ardoi, que volvía a la competición después de una larga ausencia por una mononucleosis y que disputará en enero el campeonato de España, hasta la subida al pueblo viejo de Artica se mantuvo integrado en el pelotón e, incluso, a falta del último kilómetro, permitió la leve escapada de uno de sus mejores rivales, Cristibal Gayá, llegando a distanciarse hasta 15 metros. Pero, al arribar al punto crítico de la bajada para encarar la meta, Etxeberria aceleró hasta lograr la victoria.

“La victoria ha sido una sorpresa. Volvía con incertidumbre y había grandes atletas que me lo han puesto muy difícil hasta el final, pero se ha visto que estoy yo mejor que ellos en este momento”, afirmó orgulloso.

Cintia Martínez, por su parte, llegó muy fuerte de piernas a Artica y quedó más que palpable, dada la intensidad que imprimió, sus ganas de protagonismo.

“En seguida he visto que iba bien y he metido yo ritmo porque me gusta estar por delante hasta que ha salido todo bien”, explicó.

Martínez, al igual que Exteberria, “no esperaba ganar” porque estuvo entrenando “muy poco” por haber sido madre recientemente y, tal y como dijo, hasta no completar la adaptación hacia los horarios que le marca la maternidad se ejercitará “algunos días sí y otros no”.