Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

pelota | Elezkano II-Rezusta 22-14 Altuna III-Merino II

Rezusta impulsa a Danel

Mano | El zaguero, imperial en su alianza con Elezkano II ante Altuna III y Merino II, estará rodeado mañana de vizcaínos en la final de Sanantolín

Arkaitz Aramendia | Jose Sampedro - Lunes, 4 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Elezkano golpea con la izquierda ante la mirada de Altuna en un lance del partido de ayer en Lekeitio.

Elezkano golpea con la izquierda ante la mirada de Altuna en un lance del partido de ayer en Lekeitio. (Foto: Jose Sampedro)

Galería Noticia

  • Elezkano golpea con la izquierda ante la mirada de Altuna en un lance del partido de ayer en Lekeitio.

Elezkano II-Rezusta 22

Altuna III-Merino II 14

Duración 56:57 minutos.

Saques 2 de Elezkano II (tantos 9 y 15) y 2 de Altuna III (tantos 5 y 13).

Pelotazos 436.

Tantos en juego 8 de Elezkano II, 3 de Rezusta, 7 de Altuna III y 2 de Merino II.

Errores en juego 2 de Elezkano II, ninguno de Rezusta, 5 de Altuna III y 5 de Merino II.

Marcador 1-0, 3-1, 3-3, 4-3, 15-4, 16-8, 16-9, 17-9, 18-10, 19-10, 21-11 y 22-14.

Incidencias Segunda semifinal del Torneo Sanantolines disputado en el frontón Santi Brouard de Lekeitio.

Bilbao- La segunda semifinal del Torneo Sanantolines de Lekeitio, destinada a destapar la identidad del binomio que se medirá en la final de mañana a Urrutikoetxea y Larunbe, puso ayer frente a frente a dos parejas con sed de triunfos, pero serán Danel Elezkano y Beñat Rezusta los que tendrán la oportunidad de cantar bingo.

No disfrutarán de tamaña oportunidad Jokin Altuna y David Merino, campeones de La Blanca, pero superados por una dupla en perfecta sintonía y con la gasolina suficiente para imponer su ley. Fue ahí donde Rezusta dio su enésima exhibición para satisfacción de Elezkano II, que contribuyó en la victoria con dos saques y ocho tantos en juego. El zaguero de Bergara, que cedió en la noche del viernes en la final del Torneo Ciudad de San Sebastián bajo la compañía de Altuna, falto de chispa ayer, ofreció una nueva clase magistral de cómo dominar un partido.

Suyo fue el medido zurdazo al ancho, lanzándose al suelo en los cuadros alegres, que puso el punto final a una semifinal en la que, además de no cometer errores, sumó tres tantos para la causa colorada, superior a la dupla azul en un envite en el que Merino II no pudo hacerse fuerte atrás para facilitar así el trabajo a un Altuna con claros síntomas de cansancio. El delantero amezketarra quiso, pero no pudo.

La fatiga pasó factura al joven artista guipuzcoano, que se separó ayer de Rezusta tras haber conquistado juntos los Sanantolines de Lekeitio el año pasado y de haberse proclamado campeones este mismo verano en Aste Nagusia de Bilbao. Interrumpida la alianza, fue el bergararra quien salió victorioso con contundencia, hasta el punto de que la dupla azul no consiguió ponerse por delante en ningún momento. Siempre por detrás en el marcador, el 3-3 con saque a favor fue el único punto de esperanza para una pareja que estuvo a merced de Elezkano II y Rezusta, que tuvo tiempo para sacar a pasear su derecha. Lo selló Danel, pero fue el zaguero, brillante, quien lo condenó al éxito demostrando una vez más su facilidad para armar ambos brazos. Merino II, incómodo de principio a fin, apenas pudo dejar destellos de sus conocidas aptitudes, aunque protagonizó el tanto más atractivo de la semifinal al responder desde el suelo, arrodillado en el primer cuadro y de aire, a un intento de dejada del ayer triunfador delantero de Zaratamo, que vio impresionado como el de Villar de Torre la cruzaba al ancho en un alarde de improvisación y rapidez de reacción.

Con el choque cuesta arriba y con el milagro como única opción tras pasar del 3-3 al 15-3, Altuna buscó lo imposible. Su arreón final puso el 21-14, pero nada pudo hacer por evitar una final entre Elezkano II-Rezusta y Urrutikoetxea-Larunbe, en la que habrá tres vizcainos en liza. Dos de ellos, los delanteros, con Zaratamo como poderoso nexo de unión.

Herramientas de Contenido