Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

osasuna | el director dice que "se peca de ansiedad"

“Estamos preocupados”

El director deportivo Braulio, satisfecho con la composición de la plantilla, afirma que el equipo peca de ansiedad y que necesita ganar un partido para quitarse la presión inicial

Javier Saldise | Mikel Saiz - Lunes, 4 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Braulio, en la conferencia de prensa de ayer en Tajonar.

Braulio, en una conferencia de prensa en Tajonar. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

  • Braulio, en la conferencia de prensa de ayer en Tajonar.

Pamplona- Braulio, director deportivo de Osasuna, reconoció existe preocupación por el inicio de la temporada del equipo, no ocultó que hay presión por ser uno de los equipos con cartel en el torneo e indicó que hay nervios y ansiedad por no conocer la victoria. El director deportivo, que también afirmó que está satisfecho por la configuración de la plantilla, defendió la incorporación de jugadores y, sobre el papel secundario de la cantera, apuntó que es más estético contar con jugadores de la casa que hacerlo cuando estén realmente preparados. “Necesitamos ganar dos partidos y que fluya”, resumió como objetivo principal en este tramo inmediato del campeonato.

El máximo responsable técnico fue claro cuando se le preguntó por su estado anímico ante el inicio muy discreto del equipo. “Sí, estoy preocupado, porque pecamos de ansiedad y queremos ganar no hoy, sino ayer. Utilizando un símil del baloncesto, estamos con la muñeca encogida. Queremos devolver a la gente la ilusión que se había generado. Las expectativas eran tan altas, incluso desmedidas, que estamos queriendo devolver lo que se espera de nosotros y creo que no es bueno”.

Braulio, que profundizó a continuación en su análisis, tiene la solución: “Se arregla ganando y quitándonos todos un poquito de presión”.

“Es muy pronto para hablar de ansiedad. Ves cómo se entrena día a día y no tengo ninguna pega”, explicó. “No estamos consolidados ni como equipo ni como proyecto. En Segunda División, Tenerife y Cádiz yo veo proyectos, nosotros no lo somos aún”.

“Somos un recién descendido, somos un Granada, que es un equipo al que también le está costando empezar”, siguió. “Han fichado 17 ó 18 jugadores, nosotros once. Hemos cambiado la forma de jugar, el cuerpo técnico, muchas cosas. También el rol de un equipo que en Primera División que tiene que sufrir a uno que en teoría debe estar arriba, son demasiados cambios”.

Aunque insiste en que es pronto para hacer algunas valoraciones, habla de presión sin tapujos. “Los jugadores están ansiosos, están contentos con el trabajo que se hace, pero estamos todos demasiado presionados para la altura del campeonato en la que estamos. Cuando uno tiene miedo a perder..., nosotros queremos no perder lo que tenemos. Nos hemos puesto por delante en los tres partidos que hemos jugado y no hemos terminado la faena. En algunos encuentro estamos en esos detalles, como el gol anulado a David (Rodríguez) en León o los dos palos ante el Huesca y esto no nos favorece”.

Al margen de la situación actual, Braulio, en la conferencia de prensa convocada por el club para realizar una valoración tras la conclusión del periodo de fichajes, también dijo estar contento con la configuración de la plantilla. “Creo que es para estar satisfecho. Han venido jugadores que, a priori, deben dar un rendimiento que esperamos y que muchos equipos de la categoría les gustaría tener”, dijo. “Lo que nos hace falta es tiempo, que es lo que dirá si hemos acertado o no”.

“Todas las plantillas son mejorables, pero creo que tenemos una plantilla muy equilibrada y muy competitiva”, prosiguió. “Lo más importante en estos momentos es hacer un equipo, que no lo hemos hecho por unas razones obvias, hemos cambiado la forma de jugar, para algunos puestos hay overbookingpara jugar de una determinada forma. Estoy contento porque hemos pasado a jugar con una línea de cuatro, tras haber jugado con cinco la pasada, y no nos hacen ocasiones”.

“Estamos lejos todavía de lo que queremos del equipo, tenemos que mejorar en todos los aspectos, pero a nivel ofensivo, los delanteros deben terminar de soltarse en lo colectivo y en lo individual”, incidió en la ausencia de tono en el ataque. “El equipo está sin formar, no está suelto y al final con el tiempo, si Quique, David Rodríguez y Xisco han hecho goles toda la vida, es normal que los hagan”.

En un escenario exigente, en el que el entrenador evidencia estar nervioso, Braulio aboga por soltar la presión. “Estamos demasiado responsabilizados a la hora de competir y así no se puede. No podemos ganar ayer, no podemos ganar antes de salir al campo y eso está pasando”, expresó. “El entrenador está responsabilizado, me gustaría que se relajara él y los jugadores. Necesitamos ganar un par de partidos, que todo se asiente y que fluya. No que estemos obligados”.

“La exigencia nos la da el entorno y a muchos equipos que les interesa darnos esa presión”, continuó hablando sobre la obligación del ascenso. “Los que bajan tienen una presión añadida. A todos nos corresponde gestionar esto, un proyecto no es cosa de unas semanas, la Segunda es difícil”.

A la directiva, los principales responsables del proyecto y tradicional grupo nervioso, el director deportivo les manda un mensaje de calma y frialdad. “No se puede vivir del cortoplacismo, este es un proyecto mínimo a dos años. Entiendo que a la afición, que es de once, hay que intentar devolverles todo el cariño. Estamos demasiado responsabilizados y el equipo no está suelto”.

Cantera de paso efímeroEl director deportivo tampoco eludió hablar de las numerosas adquisiciones de esta temporada en un club que tiene a Tajonar como emblema y su cantera como motivo de orgullo. Braulio dice que para este curso se han fichado a once jugadores, pero para el que viene no serán necesarios tantos. “Si no nos quitan jugadores, los tres delanteros seguirían, Aridane ha firmado para cuatro años, Sergio Herrera también tiene contrato, con lo que habría mucho menos fichajes”, dijo.

“Ha habido jugadores que no hemos podido mantener. Pero por ejemplo, si a nuestros delanteros no los fichan, no tendremos que fichar ninguno, porque además son muy buenos. Hay que tener en cuenta que en Segunda cambian las plantillas muchísimo. Si el año que viene no nos quitan jugadores, insisto, no ficharemos ni de broma lo que hemos hecho este año”.

“El año que viene veréis en junio a jugadores que en breve firmaremos, será ese mi trabajo”, añadió.

El director deportivo no profundizó en exceso con la situación de Aitor Buñuel que, con mil minutos en Primera a sus espaldas, está por debajo en el escalafón para el lateral y ahora todavía más abajo por la llegada de Lillo. “Es un caso como el de Kike (Barja), queremos que vaya sumando minutos de competición y que los canteranos no tengan un paso efímero, como han tenido los últimos años. Que se consoliden, que no tengan un paso efímero”.

Braulio dice que incluir elementos de la casa ofrece una sensación estética, aunque a veces no sea la mejor. “Entiendo que pueda haber gente que piense que la cantera está tapada con la llegada de jugadores de fuera. Pero es mucho más estético y bonito meter jugadores de la cantera, estén preparados o no. En el ejemplo de Juan Pérez -portero del Promesas- estoy cada vez más convencido de que hemos hecho lo correcto. Tenemos a Sergio que juega, a Manu que con 36 años no corta su proyección, y Juan compite cada domingo. Un día me preguntó si me veía para portero del primer equipo ocho o diez años -lo que dijo de él en una ocasión- y le dije que sí, pero que dependía de él. Quiero jugadores consolidados en el primer equipo, que no pasen de soslayo”.

“A Aitor (Buñuel) no se le mete presión”, siguió. “Muchos jugadores que tocan el primer equipo, no significa estar preparado para ello. Yo no digo que Aitor no lo esté, sino que creo que Unai tuvo una cesión, Oier estuvo en el Celta, y Torres se consolidó con 23 ó 24 años. Cada uno su etapa de formación. Estéticamente puedo hacer muchas cosas, pero se trata de que el legado de la cantera continúe”.

Herramientas de Contenido