Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
descarta un entendimiento con EH Bildu, UPN y PPN

El cuatripartito recela del giro a la izquierda del PSN

Chivite descarta un entendimiento con EH Bildu, UPN y el PPN

Las cuatro fuerzas del cambio coinciden en el papel de los socialistas como pilar fundamental del régimen

Unai Yoldi Hualde | Javier Bergasa - Lunes, 4 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

La secretaría general del PSN, María Chivite, en rueda de prensa.

La secretaría general del PSN, María Chivite, en rueda de prensa. (IBAN AGUINAGA)

Galería Noticia

La secretaría general del PSN, María Chivite, en rueda de prensa.

pamplona -Las cuatro fuerzas del cambio (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E) se muestran recelosas ante el anunciado giro a la izquierda del PSN, que tras la victoria de Pedro Sánchez a nivel estatal, que arrasó en Navarra, anunció que su objetivo sería el de liderar el próximo Gobierno de Navarra, y que lo quiere hacer con un ejecutivo “progresista y de izquierdas”. Así lo anunció su secretaria general, María Chivite, en una entrevista concedida a DIARIO DE NOTICIAS, en la que señaló que los socialistas han aprendido la lección y no volverán a facilitar gobiernos de derechas.

Sin embargo, en el seno del cuatripartito las promesas del PSN las reciben con escepticismo, tal y como manifestaron en las entrevistas que este periódico realizó a sus portavoces parlamentarios. Su función como pilar fundamental del régimen en la Comunidad Foral durante más de treinta años no es algo que las fuerzas del cambio hayan olvidado, como tampoco las ocasiones en las que el PSN anunció que no facilitaría un ejecutivo de UPN y acabó bien firmando un acuerdo de Gobierno, como en 2007, bien facilitando una investidura regionalista.

En cualquier caso, el congreso regional del PSN, en el que Chivite salió reelegida como secretaria general, despertó el entusiasmo de la dirigente por liderar un nuevo proyecto para Navarra, para el que ya ha comenzado a tantear el terreno. Por el momento, las dos únicas líneas rojas que se ha puesto son con EH Bildu y el PPN, y ve como potenciales aliados a los otros tres miembros del cuatripartito.

De ellos, quien parece estar más dispuesto a tener un acercamiento al PSN es Geroa Bai. Su portavoz parlamentario, Koldo Martínez, reconoció que le gustaría un cambio en la formación socialista, a la par que criticó su actitud “fronteriza” durante la legislatura y su posicionamiento junto a la derecha de UPN y PPN. “Preferiría un cambio a 33, lo hemos dicho siempre”, señaló. No obstante, Martínez subrayó que Geroa Bai no va a aceptar vetos de unas fuerzas a otras y aclaró que si el PSN se acerca lo recibirán “con los brazos abiertos”, pero que sus socios “son los que son”, aparcando cualquier posibilidad de marginar a EH Bildu.

“el psn sería un retroceso”Precisamente el portavoz de la coalición abertzale, Adolfo Araiz, intuyó que la única pretensión del PSN es excluir a EH Bildu del resto de fuerzas progresistas y así retrotraerse a los planteamientos que los socialistas quieren realizar. “Nosotros creemos que el contenido y las propuestas del PSN distan mucho de alcanzar el listón mínimo del acuerdo programático”, declaró. Por tanto, desde EH Bildu tampoco se creen el giro a la izquierda del PSN y destacó que el cambio no se iniciará cuando los socialistas entren en un gobierno, porque el cambio político y social se empezó a cimentar hace dos años “y precisamente porque no estaba el PSN”.

Otra de las acusaciones que la formación de Chivite ha vertido contra el Gobierno de Navarra ha sido la de considerarlo un ejecutivo únicamente nacionalista y no progresista o de izquierdas. Ante ello, Mikel Buil, portavoz parlamentario de Podemos, apuntó que el PSN se ha dedicado a intentar desestabilizar las políticas de cambio “fomentando la fractura identitaria, lo que les ha llevado a compartir pancarta con la mismísima Falange”. En cuanto al entendimiento que se va a tener que dar “sí o sí”, según Chivite, entre la formación morada y el PSN, Buil lo rehuyó. “Estamos un poco estupefactos. Haría falta un desneuralizador, como el de Men in Black, para que la sociedad navarra pudiese olvidar los 12 últimos años de los socialistas en Navarra”, declaró.

Con quien también ha tenido el PSN sus más y sus menos ha sido con Izquierda-Ezkerra, formación de la que Chivite duda que pueda existir en 2019. Su portavoz en el Parlamento foral, José Miguel Nuin, no se aventura a vaticinar si I-E concurrirá bajo sus siglas o en una coalición mayor, pero de lo que sí se siente orgulloso es de que “de manera autónoma” han conseguido ser partícipes del cambio, algo que el PSN no puede decir.

“El problema del PSN es que el cambio es una realidad en Navarra, y ellos se han quedado fuera. Quieren un cambio social y no identitario, pues eso es lo que está en marcha”, subrayó, y destacó como medida “importante” y de calado social la ley de Renta Garantizada, que para el PSN no es de izquierdas, sino “asistencialista”.

Pese a que todavía quedan dos años para los próximos comicios autonómicos, muchos ya tienen la mirada puesta en 2019. En este tiempo las fuerzas que sustentan el Gobierno del cambio tienen como meta ahondar en los puntos recogidos en el acuerdo programático, ante los cuales el posicionamiento del PSN irá esclareciendo si su anunciado giro es una realidad o una simple estrategia más.