Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Repunta el consumo de cannabis, la primera droga no legal en Navarra

Un informe del Ministerio constata que sube del 7,4% de la población al 11,4%, 4 puntos por encima de la media estatal

El estudio Edades refleja una estabilización o bajada de otras sustancias como la cocaína, el tabaco o el propio alcohol

Txus Iribarren - Lunes, 4 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Navarra presenta uno de los consumos más altos de marihuana a nivel estatal así como un estado de opinión más favorable.

Una persona elabora un cigarro de marihuana. (ARCHIVO)

Galería Noticia

  • Navarra presenta uno de los consumos más altos de marihuana a nivel estatal así como un estado de opinión más favorable.

Pamplona- Aunque la última Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (Edades) 2015-2016, elaborada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, refleja que el consumo de la mayoría de drogas se ha estabilizado o disminuido en los últimos dos años entre la población de 15 a 64 años, el dato concreto referido a Navarra en lo geográfico y al cannabis respecto a las sustancias, rompe esta foto: en la Comunidad Foral un 11,4% de sus habitantes fumó con asiduidad cannabis frente a un 7,4% en 2013, dato que supone una ruptura en la tendencia decreciente respecto a la entrega anterior (2011) y se sitúa de nuevo 4 puntos por encima de la media estatal, cuando en 2013 se había equilibrado.

La explotación de los datos de este macroestudio a nivel autonómico resulta complicada y menos representativa en otros aspectos y sustancias como cocaína, psicofármacos etc... por el volumen de la muestra (595 personas en Navarra), pero sí confirma lo reflejado por otras encuestas estatales que alertaban en esta misma línea (ESTUDES, sobre adolescentes) o forales, como la Encuesta de Juventud. La tendencia a futuro es preocupante en el sentido del uso de cannabis en personas con menos edad (de 15 a 17 años) que duplica al de mayores de 35 a nivel estatal. Navarra, a tenor de este estudio previo incluso ahondaría en esta línea.

Estas indicaciones preocupan al Instituto de Salud Pública y Laboral del Gobierno de Navarra que viene trabajando en labores preventivas y de educación, cuya mezcla con otras normativas está dando buenos resultados en algunos casos como el tabaco (se ha bajado al 23% de fumadores) no tanto en el consumo de alcohol (por encima del 75%), otro aspecto en el que se encienden las luces de alarma, según la campaña que recientemente puso en marcha el Gobierno foral en contra de la normalización del hecho de beber con asiduidad y en cantidad.

Navarra y los porrosPero volviendo a las sustancias que no son ni alcohol ni tabaco y que se encuentran en el terreno de lo ilegal o al menos con una legislación ambivalente, -como en el caso del cannabis según algunos supuestos-, es ésta sustancia la que más llama la atención.

Si se toma como referencia el haberlo fumado hachís o marihuana en los últimos 30 días -periodo de tiempo que los expertos toman como referencia de un consumo habitual- la evolución en Navarra es llamativa ya que en 2015 se vuelven a valores más altos que los de hace diez años (9,5% en 2007), aunque sin llegar al 14,9% de 2005. Como es sabido esta encuesta se hace cada dos años y está por hacer la de 2017, aunque se observa la tendencia de nuevo al alza después de haber bajado en 2013 con un 7,4% ante un 9,5% de 2011. Esta evolución además discurre de un modo paralelo a la estatal, pero siempre en valores medios por encima de ellos: un 8,7% en 2005;un 7,2% en 2007;un 7,6% en 2009;un 7% en 2011;un 6,6% en 2013 y un 7,3% en 2015.

Desde Salud Pública no se atreven a desglosar los datos para otras sustancias ilegales por razones de rigor sociológico (la muestra es reducida), aunque los datos estatales pueden ser orientativos si no extrapolables. Así, los hipnosedantes -con y sin receta- son la tercera sustancia (12% actual por 12,2% hace 2 años) tras el alcohol y tabaco y superan por tercera edición al cannabis que se consolida en cuarto lugar (9,5% frente al 9,2% de la anterior encuesta) lejos del resto de drogas. En cuanto a la cocaína se queda en un 2% y el éxtasis en un 0,6%. En un 0,6% también se sitúan los alucinógenos;las anfetaminas son un 0,5% y la heroína supone un 0,1%, el mismo porcentaje que los inhalables. Respecto a las nuevas sustancias psicoactivas el 3,5% de los españoles de entre 15 y 64 años dice haberlas probado alguna vez.

De “probar” a “engancharse”. Los médicos tienen su propia vara de medir a efectos de la salud, pero desde el punto de vista de la estadística los sociólogos distinguen tres referencias sobre consumo: una cuestión es probar una droga, otra haberla consumido en el último año y, finalmente otra haberlo hecho en los últimos 30 días. Respecto a las sustancias que no son el cannabis, un 16,9% de los navarros dicen haberlas probado alguna vez;un 5,9% la ha tomado en el último año y solo un 2,4% lo ha hecho en el último mes.

Inicio. La edad de inicio al consumo a nivel estatal no presentan cambios reseñables. Las sustancias legales son las que se prueban a una edad media más temprana: tabaco 16,4 años y alcohol 16,6.

El cannabis comienza a consumirse a los 18,3 años, aunque el dato del estudio previo ESTUDES (14-18 años) daba una edad más temprana en Navarra: 14,9 años. Los hipnosedantes son los que se comienzan a consumir, de media, a una edad más tardía: 35,6 años. Por género destaca que están más extendidos entre las mujeres (15,8% frente a 8,3% de hombres).

El caso del cannabis, en cambio, el porcentaje de hombres que lo consume duplica ampliamente al de mujeres (13,3% frente a 5,6%) y en el caso de la cocaína esta diferencia de género incluso llega a triplicarse (3,1% hombres y 0,9% mujeres). El patrón de policonsumo continúa estando muy extendido. Se concentra en hombres de 25 a 34 años e incluye muy frecuentemente (en el 90% de los casos) el consumo de alcohol y cannabis.

Herramientas de Contenido