Mano | Urrutikoetxea, Larunbe y Elezkan

Raíces en Lekeitio

Mano | Mikel Urrutikoetxea, Mikel Larunbe y Danel Elezkano, formados en el mismo club, batallan en el santi brouard por la penúltima feria estival

I.G. Vico - Martes, 5 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Mikel Urrutikoetxea y Mikel Larunbe rayaron a gran nivel en la semifinal.

Mikel Urrutikoetxea y Mikel Larunbe rayaron a gran nivel en la semifinal. (Foto: Jose Sampedro)

Galería Noticia

Mikel Urrutikoetxea y Mikel Larunbe rayaron a gran nivel en la semifinal.

Pamplona- La final de los Sanantolines de Lekeitio volverá a concentrar en la misma cancha a tres pelotaris del mismo origen. Mikel Urrutikoetxea, Mikel Larunbe y Danel Elezkano comparten el ADN. El sello les viene de su camino en aficionados. Los zaratamoztarras crecieron a las órdenes de la escuela del pueblo, en Upo Mendi, pero al crecer tomaron destino a Galdakao, al club Adiskide, donde se forjó el zaguero. Allí se fajaron a las órdenes de Mikel Etxegia, constructor de los tres manistas. De hecho, el menor de los Elezkano y Larunbe fueron dueto durante varios cursos en su etapa de formación, en la que ganaron torneos como el de El Antiguo, y, posteriormente, tras el debut del guardaespaldas con Asegarce y antes del trasvase de Danel a Aspe, fueron alineados por la operadora vizcaína para disputar el Parejas de Segunda en 2013. No hubo suerte.

Con la apuesta firme de las dos escuadras por Elezkano II y Larunbe durante el presente campeonato de binomios, el club Adiskide ya colocó a tres componentes en la competición. Un hito. Sin embargo, lo que es seguro es que hoy, a partir de las 17.00 horas, el cetro que se pone en juego en el Santi Brouard de Lekeitio tendrá a un ganador formado en el Kur-tzea. La misma raíz. El mismo premio. La misma hambre.

Urrutikoetxea se unirá a Larunbe en una combinación que funciona bien. Aunque eran candidatos a lucir el mismo gerriko en el pasado Parejas, los rectores de Asegarce se decantaron por otras combinaciones y los vizcaínos se quedaron con la miel en los labios. Disfrutó el galdakoztarra con Oinatz Bengoetxea en un clínic de cuatro meses y alcanzó la final. El de Zaratamo, el mejor de la fase regular, quedó fuera en una perpetua batalla a contracorriente por los malos resultados de las primeras jornadas. De cualquier modo, los de Asegarce durante el verano han disputado ya la feria de San Fermín y ganaron el Villa de Labastida -Larunbe tuvo que sustituir a José Javier Zabaleta, lesionado, en la final-. Querrán repetir laureles en Bizkaia.

En el camino lekeitiarra, el manista de Galdakao asomó mandón y, a pesar de sumar yerros y algún altibajo, terminó la semifinal como un tiro contra un tótem de la talla de Jon Ander Albisu. Un ejercicio de solvencia, pegada, dirección y kilometraje. De hecho, si bien Urrutikoetxea llevó el timón del partido, luciendo galones ante Aimar Olaizola, el final del zaguero cimentó en gran medida el desenlace positivo para los vizcaínos. El campeón de Zaratamo, por su parte, salió a jugar con un dedo de la mano derecha lastimado, aunque, tal y como reconoció, una vez caliente, no le dio mayores problemas. Incluso, jugó el domingo otro compromiso en Villamediana de Iregua, donde no tuvo suerte junto a Untoria ante Olaizola II-Beroiz (22-18).

Por otro lado, Urruti disputará su cuarta final veraniega en Lekeitio y únicamente ha ganado el título de Labastida -con Larunbe ante Irribarria-Merino II (22-14)-. Por contra, perdió en La Blanca junto a Albisu ante Altuna III-Merino II (21-22) y en el Torneo 25 Aniversario Asegarce de zaguero con Aimar ante Altuna III-Rezusta (6-22).

Danel Elezkano, enfrente, busca la primera cita con la gloria de un verano en el que Aspe ha tirado de Irribarria, Altuna III y, en menor medida, Ezkurdia para cubrir los huecos en casi todas las ferias. El de Zaratamo únicamente contó para su operadora en la cita de Bilbao y en el Torneo Bizkaia, en los que formó junto a José Javier Zabaleta, su compañero del Parejas. En las dos competiciones quedó varado a las primeras de cambio. Sin embargo, con el faro de Beñat Rezusta encontró el impulso necesario en el Santi Brouard el domingo. El bergararra es el Rey Midas. El 15-3 que abrió la merienda cerró la emoción. El zurdo es una amenaza para cualquier combinación por su capacidad de sacrificio y pegada. Con ese decorado, Elezkano es un bisturí.

El dato

Rezusta, un partido cada dos días

Protagonista. Beñat Rezusta está viviendo un verano muy ajetreado. El manista de Bergara ha sumado en julio y agosto un total de 24 partidos jugados;es decir, un duelo cada dos días y medio. La cuestión es que el manista guipuzcoano, desde que ganó el Parejas y sumó el título, está rayando a un nivel altísimo. Demostró el poder de su propuesta en la competición de dúos, pero deslumbró en el Manomanista, donde quedó cuarto, clasificándose como cabeza de serie para 2018. Después, lleva una época estival muy buena, con dieciséis victorias y apenas ocho derrotas. Además, ha jalonado de títulos su camino: San Fermín y Bilbao.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »