Se queda dormido en una lancha ajena y pega a quienes le despiertan

d.n. - Martes, 5 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 12:03h

FORMENTERA. Un turista, en evidente estado de embriaguez, decidió quedarse a dormir en el interior de una lancha Zodiac ajena en la isla de Formentera, y la emprendió a golpes cuando fue despertado. El suceso tuvo lugar en la playa de Ses Illetes, Formentera, cuando el turista decidió dormir la siesta en la barca, propiedad de un restaurante de la zona. Los empleados del restaurante intentaron despertar al dormilón. El turista hacía oídos sordos a los llamamientos de los dos hombres que fueron a expulsarlo de la zódiac. Su sueño no se quebró con los gritos o golpes en la embarcación. Uno de los trabajadores optó por pasar a mayores y arrojarle agua fría encima con un cubo.

A la primera no se logró el objetivo, pero cuando le tiraron el segundo cubo de agua se despertó furioso. "Sal de aquí", le gritó uno de los empleados pero el hombre no se lo tomó de buen grado y la emprendió a golpes con ellos. El turista, en evidente estado de embriaguez y vestido solo con un bañador, se movió de forma torpe por el agua.

No acertaba con sus puñetazos, pero seguía persiguiendo a los dos trabajadores mientras desde la orilla la gente empezaba a llamarle la atención. En un momento dado llegaron más refuerzos desde el restaurante propietario de la zódiac al ver que el turista se puso agresivo. Es ahí cuando el hombre gritó algo incomprensible mientras trató de exhibir sus genitales. El incidente quedó registrado por unos bañistas que estaban disfrutando de un día de playa. Un vídeo que ya circula por YouTube y que ha tenido alcance internacional en prensa.