Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

testigos de la agresión

Una relación conflictiva

VECINOS DE LOS IMPLICADOS REFIEREN discusiones por drogas y amenazas de la víctima al autor del homicidio

Un reportaje de J. Morales - Martes, 5 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Habitación precintada en la que residía el autor del crimen.

Habitación precintada en la que residía el autor del crimen.

Galería Noticia

  • Habitación precintada en la que residía el autor del crimen.

“Tan pronto estaban bien, como se llevaban a matar. Las drogas eran un problema, sobre todo cuando faltaban. Además Peio también tenía amenazado a Eneko, le acusaba de ser un chivato, de haber causado que la grúa se llevara su coche”, el coche en el que “dormía”. Algunos vecinos de la calle Monte Lakartxela que conocían muy de cerca los conflictos que enfrentaban a la víctima y al autor del crimen de Santa María la Real dibujan una relación “más vieja que el hilo negro”, pero desequilibrada, en la que el fallecido actuaba de “forma agresiva” contra el autor de su muerte, insinuando que este “se habría tomado la justicia por su mano” cuando decidió clavarle un cuchillo en el pecho. “Peio lo tenía torturado y Eneko me dijo que no confiaba en los jueces, que no serviría de nada que presentara una denuncia, que agravaría el problema”, relataban ayer una de estas personas que quiso mantener su identidad en el anonimato.

A pesar de ser conocedores de la tormentosa relación que mantenían los dos implicados en el crimen, los vecinos de la calle Lakartxela no daban crédito a lo ocurrido. “Eneko es una persona pacífica, no haría daño a una mosca y jamás pegaría primero. Pero soportaba mucha presión y amenazas por parte de Peio. Este le acusaba de haber sido el causante de que la grúa se llevara su coche hace unos días, de haber dado el chivatazo a la grúa. Peio tenía un carácter más agresivo”, apuntaron las mismas fuentes, a quienes el propio fallecido les había contado que “había estado en prisión. Tenía mucha calle. Le habían detenido varias veces por lesiones, robos...”. “Habían tenido muchas broncas, pero ayer se les fue de las manos y a Eneko se le fue la cabeza”, concluyeron.

Herramientas de Contenido