Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
piden salvar el programa de Obama

El Congreso estadounidense afronta la derogación del plan migratorio

Los demócratas piden a los republicanos aprobar una ley para salvar el programa de Obama

Jueves, 7 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Inmigrantes durante una protesta a favor de los ‘dreamers’ en EEUU.

Inmigrantes durante una protesta a favor de los ‘dreamers’ en EEUU. (EFE)

Galería Noticia

  • Inmigrantes durante una protesta a favor de los ‘dreamers’ en EEUU.

Washington- El futuro de los jóvenes que llegaron de niños como indocumentados a EEUU, ha pasado al Congreso después de que el presidente Donald Trump decidiera cancelar el plan migratorio que los protegía de la deportación.

Los republicanos y los demócratas del Congreso de Estados Unidos se dividieron hoy ante la encrucijada en la que les ha metido el presidente, Donald Trump, para aclarar en un plazo de seis meses la situación de 800.000 jóvenes indocumentados. En una rueda de prensa en el Congreso, los demócratas unieron filas en defensa de los miles de jóvenes que pudieron frenar su deportación y obtener un permiso de trabajo gracias al plan de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), promulgado en 2012 por el entonces presidente, Barack Obama.

Trump anunció este martes el fin de DACA, pero dio seis meses al Congreso, hasta el 5 de marzo de 2018, para aclarar la situación de los jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos de niños y que son conocidos popularmente como “soñadores” (dreamers).

El líder de la minoría demócrata en el Senado de EEUU, Charles Schumer, pidió a los republicanos del Congreso aprobar una ley para salvar el programa DACA. “La decisión del presidente de acabar con DACA ha sido despiadada y descerebrada”, consideró Schumer en una rueda de prensa en el Capitolio de Washington.

demócratas, en contraRodeado de decenas de legisladores demócratas, Schumer pidió a los republicanos que aprueben cuanto antes un proyecto conocido como Dream Act(Ley del Sueño), una iniciativa que fue presentada por primera vez en el Senado en 2001 y que permitiría a los dreamers obtener la residencia permanente y, posteriormente, la ciudadanía estadounidense.

Mientras que los demócratas han unido filas en defensa de los beneficiarios de DACA, el Partido Republicano se encuentra dividido entre su ala más moderada, favorable a una solución similar al Dream Act, y su ala ultraconservadora, opuesta a regularizar la situación de los jóvenes indocumentados. Ese movimiento ultraconservador, liderado por el propio Trump, quiere incluir en la ley que tiene que aprobar el Congreso en seis meses fondos para aumentar la patrulla fronteriza y para financiar la construcción del muro entre México y EEUU, una idea a la que se oponen frontalmente los demócratas.

En cualquier caso, el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano Paul Ryan, afirmó ayer, en un giro argumental, que el mandatario del país, Donald Trump, tomó la “decisión correcta” al poner fin al programa DACA. Ryan, que el pasado viernes había instado a Trump a mantener el DACA, aseguró que “el dilema de DACA es un síntoma de un problema más grande”, que es que Estados Unidos no controla “suficientemente” los fronteras.

La suspensión del plan migratorio DACA por parte de la Casa Blanca dejará daños psicológicos a corto y largo plazo a unos jóvenes indocumentados que podrían sufrir frustración y depresión al verse rechazados por un país que consideran suyo, según expertos en psicología.

“Esta decisión va a tener un efecto sumamente negativo en los jóvenes indocumentados en todo el país”, dijo a EfeAntonio E. Puente, presidente de la Asociación Americana de Psicología. Muchos de los posibles afectados son mexicanos. Aunque el Gobierno de México no espera redadas de jóvenes dreamers, los consulados en EEUU están preparados para cualquier escenario, dijo el embajador en Washington, Gerónimo Gutiérrez. Mientras, los gobiernos de El Salvador y Guatemala amentaron la decisión del Gobierno de Trump. - Efe/E.P.

Herramientas de Contenido