Thursday’s Pussy Dogs erotic fresh psychedelic rock

“Aquí hay muchas cosas que no se dicen pero todo el mundo hace... y piensa”

El grupo ‘navarro’ revelación por excelencia y popularidad ofrecerá hoy un concierto en el Mesón del Caballo a partir de las 20.00 horas. El acceso, como siempre, gratuito

Una entrevista de Fernando F. Garayoa Fotografía Unai Beroiz - Jueves, 7 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- Blues rock setentero... es adecuado, se queda corto, os gusta, sois mucho más que eso...

-Manel: Está bien.

-Eider: Yo no sé si generalizaría tanto el grupo con el blues, yo diría que es rock.

-María: Pero algo de blues sí hacemos. Pero nuestra descripción es erotic fresh psychodelic rock.

-Manel: El rock psicodélico suele ser más oscuro, pero el nuestro es más fresco, más alegre.

Al margen de etiquetas, habitualmente este tipo de música, bien en los setenta bien en la actualidad, ofrece canciones de larga duración, mientras que las vuestras rondan los tres minutos. ¿Sois de orgasmos rápidos, musicalmente hablando?

-Eider: Eso parece...

-Manel: Un polvo rápido, a veces, es mejor que uno de los largos (risas).

-Alice: Simplemente, cortamos las canciones cuando creemos que debemos hacerlo;no es más que eso. Ahora, por ejemplo, tenemos dos temas nuevos que son largos.

-María: Las nuevas composiciones apuntan hacia una mayor duración.

Precisamente, ¿cómo es el orgasmo de Haritz y por qué merece alzarse con el título del disco?

-Manel: Fue la canción más elaborada que empezamos a tener. Casi como cualquier grupo punk que empieza, que tiene canciones de cuatro acordes y cortas, tanto por el impacto que genera la canción como por el motor, que no da más, nuestros inicios han sido parecidos. Hay músicas en el grupo que estaban bregadas en la música pero otras no, así que empezamos poco a poco. Ahora creo que están mucho más trabajadas las canciones. En cuanto al título del disco, Haritz orgasm, viene de la canción del mismo nombre, que relata la historia de una chica que se enamora de un roble. Es un polvete descrito musicalmente.

De las noches de los jueves, ¿no solo salen madrugadas de humo y cañas, ideas de bombero y universos arreglados sino también grupos de verdad?

-Alice: Yo considero muy real este grupo. Se trata de hacer cosas productivas cuando hay ganas y medios. Nosotros empezamos los jueves a la noche a hablar de la música que nos gustaba, poniéndola en común, y como coincidíamos en muchos de esos gustos, decidimos hacer algo. Primero estuvimos en casa de María, viendo qué hacía cada uno, luego cogimos una sala en On-Off y poco a poco empezaron a salir cosas hasta que nos pusimos en plan más serio.

Más que grabar discos, ¿os gusta comer pitufos? ¿Los buenos son los malos? Lo digo por el nombre de vuestro sello/estudio, Gargamel.

-Manel: Los malos son los buenos. Hay que ser un poco malo. La actitud de todas las letras apunta a que tenemos que ser un poco golfos en la vida, y más aquí, en Navarra, que está todo muy cerrado, todavía hay muchos tabúes, mucha represión, muchas cosas que no se dicen pero que en realidad todo el mundo hace...

-Eider: ...Y piensa.

-Manel: Lo de Gargamel viene por otra historia (la rima del rapero Puto Nota entre Manel y Gargamel), pero, de toda la vida, lo malo es bueno.

¿Tan poco os gustan vuestras letras que habéis decidido no plasmarlas en un libreto?

-Manel: Más o menos.

-Alice: Son letras muy elaboradas, las cosas como son, y todas giran en torno al sexo y sus variantes... Pero como para un libreto, no lo sé, igual para el segundo disco...

-María: Jugamos con traducciones muy literales, como el nombre del grupo, Las Perricas de los Jueves. Son cosas que se le ocurren a Manel y las traducimos como podemos.

-Manel: También es un juego con el humor, porque si tú le das un libreto con nuestras letras a un inglés, no pilla nada, ya que vamos del nivel water parties para decir aguafiestas.

-María: Intentamos que tenga sentido, aunque utilicemos el traductor de Google, aportamos nuestros conocimientos, que los tenemos.

-Manel: El disco cayó un poco de cielo y lo grabamos casi de casualidad y a todo correr, con letras sin corregir, hasta el punto de que en las grabaciones hay faltas de sintaxis en inglés;por eso decidimos no hacer un libreto. Eso sí, ahora en los conciertos las cantamos bien.

¿Cuál es la clave del éxito para que una banda local, casi recién nacida y con su primer disco, grabado cuando apenas alcanzabais los 12 meses de vida, alcance los 20 conciertos este año?

-María: Lo que nos dicen es que hacemos algo distinto y percibimos que la gente se lo pasa muy bien en los conciertos, que es donde nos conocen realmente. Se sorprenden porque no se esperan que hagamos lo que hacemos.

-Alice: Salimos de la tónica general que se ha creado durante muchos años aquí.

Sois carne de concurso, finalistas, ganadores... ¿Qué os aportan? ¿Sirven para algo? ¿Por qué les resultáis tan atractivas?

-Manel: Independientemente de que lo hagamos bien o mal, que eso es otra batalla, en la que tenemos que trabajar, tenemos algo que puede ser atractivo, sin entrar en el tema estético, pero sí es verdad que el ser tres chicas y un chico, aunque nosotros no queremos vender eso y en ningún sitio nos anunciamos así, en un concurso es algo que vende.