Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Desarrollo Económico asume que la devolución de las ayudas “no pinta bien”

El departamento de Ayerdi ha pedido casi un millón a Bioenergía Ultzama, pero la empresa está en quiebra

Jueves, 7 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Pamplona- El avance en la revisión de los expedientes internos por parte del Gobierno y el trabajo que el Parlamento está desarrollando en la comisión de investigación ha ido sacando a la luz nuevas “hoscas” derivadas de la mala gestión de la planta. Entre ellas una ayuda de 1.054.308 euros que en su día concedió el departamento de Industria a Bioenergía para el mantenimiento de la inversión hecha en la planta. La mercantil incumplió los plazos fijados en la ayuda y no fue hasta abril de 2016 cuando el actual Gobierno exigió el reintegro del dinero. Algo que, debido a la quiebra de la planta y de la propia Bioenergía, “no tiene buena pinta”.

Así lo asumió ayer el vicepresidente económico, Manu Ayerdi, que realizó un breve repaso por la situación en la que se encuentran los procesos de reembolso iniciados por el Gobierno de Navarra. Una vez se fue comprobando que la planta incumplió algunas de las convocatorias de ayudas de las que resultó beneficiado, el departamento de Desarrollo Económico y Desarrollo Rural procedieron a solicitar la devolución de las partes de las ayudas mal utilizadas, bien por falta de justificación o por incumplimientos de las bases.

Ayerdi recordó ayer que el pasado 9 de marzo la consejería dirigida por Isabel Elizalde solicitó al Ayuntamiento de Ultzama la devolución de 216.291 euros más los intereses de demora en base a unas ayudas concedidas para inversiones en entidades locales.

Una cantidad más significativa reclamó Desarrollo Económico. La consejería de Ayerdi, mediante resolución del 20 de abril de 2016, solicitaba a Bioenergía la devolución de 906.000 euros más intereses. Lo que pasa es que en 2014 la empresa entró en concurso de acreedores, por lo que Ayerdi asumió que el cobro de esa cantidad “no tiene buena pinta ni se tiene mucha expectativa”. - A.I.R.