Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Cifra en 400.000 euros el perjuicio para el erario

El Gobierno foral denuncia a los responsables de la quiebra de la planta de biogás de Ultzama

Cifra en cerca de 400.000 euros el perjuicio para el erario público que tuvo la financiación irregular del proyecto

Andoni Irisarri - Jueves, 7 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Vista general de la planta de biogás de Ultzama, en su inauguración en 2010.

Vista general de la planta de biogás de Ultzama, en su inauguración en 2010. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

  • Vista general de la planta de biogás de Ultzama, en su inauguración en 2010.

pamplona- El Gobierno de Navarra va a denunciar ante los tribunales a Bioenergía Ultzama y Levenger, las dos empresas mercantiles responsables de la gestión de la planta de biogás de Ultzama, que cerró en 2016 enterrando más de 3,2 millones de euros en subvenciones y ayudas públicas.

Así lo anunció ayer María José Beaumont, consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, durante la rueda de prensa posterior a la sesión semanal del Ejecutivo. Con esta denuncia, el Gobierno trata de esclarecer si las actuaciones de ambas mercantiles a la hora de financiar el proyecto pudieran constituir delito o infracción civil, teniendo en cuenta que el grueso de la planta fue sufragado con dinero público. De hecho, ayer Beaumont reveló que en la revisión interna de los expedientes de subvenciones que se concedieron desde los departamentos de Desarrollo Rural y Desarrollo Económico (antes Industria) para la construcción de la planta (fue inaugurada en 2010) se ha detectado una financiación irregular de unos 341.000 euros más intereses y cargos que son “un perjuicio para el erario público”, y que por lo tanto tiene que ser la Administración de Justicia la que investigue si, como considera el Gobierno foral, esta financiación irregular de la planta a través de fondos públicos pudiera acarrear delitos de fraude en subvenciones, falsedad documental, malversación de caudales públicos, prevaricación y estafa.

El paso que ha dado el Gobierno de Navarra viene motivado por las conclusiones del informe que Comptos publicó sobre la planta en abril de este año. A partir de entonces, la Administración foral inició una revisión interna de los expedientes de ayudas concedidos a la planta desde los departamentos de Desarrollo Rural y Desarrollo Económico. En ambos se han encontrado justificantes por conceptos duplicados en un mismo punto, tal y como detalló ayer el vicepresidente económico del Gobierno, Manu Ayerdi: en lo relativo a la construcción de la planta. Por una parte, la empresa Bioenergía Ultzama, atendiendo al proyecto encargado a la consultora, presentó justificantes ante el departamento de Desarrollo Económico por valor de los 3.027.330 euros que le había costado la planta. Y de forma paralela, el Ayuntamiento de Ultzama (que era el único que podía acceder a las ayudas para entidades locales) presentó ante el departamento de Desarrollo Rural justificantes por el mismo concepto, pero por un monto total de 1.138.837 euros. La empresa abonó tanto los más de tres millones como el millón al Ayuntamiento, que a su vez asumía el pago de los trabajos externalizados que Levenger, la primera concesionaria, había encargado para levantar la planta, en lo que tanto Comptos como el Gobierno ven como una facturación cruzada para obtener subvenciones que de otra manera no se podrían haber embolsado. Todo ello, además, se produjo sin que existiera constancia de una modificación del proyecto que se presentó para obtener las subvenciones, por lo que no se podría alegar que se utilizó esa subvención de más para otro concepto.

De esta manera es como el Gobierno considera que se ha efectuado un sobrepago cercano a los 400.000 euros (con todas las cargas e intereses de demora incluidos), un 30% de exceso por la parte de subvención que no habría correspondido.

¿y el ayuntamiento?En principio, las acciones que va a iniciar el Gobierno se dirigen contra Bioenergía Ultzama (en concurso de acreedores desde 2014) y Levenger, en parte por el entramado que existe entre ellas a raíz de la planta. Pero el acuerdo del Ejecutivo por el que se decide presentar la querella prevé también hacer extensivo la reclamación a todas las personas físicas o jurídicas que resulten de la investigación. Por lo tanto, y según Beaumont, “no está ni decidido ni descartado que haya que iniciar acciones contra el Ayuntamiento de Ultzama”, promotor en 2007 de la planta cuando el regionalista Patxi Pérez Arregui era alcalde de la localidad. Pérez, que desde que Esparza es presidente de UPN forma parte de la ejecutiva del partido, pasó en 2012 a ser director general de Administración Local, precisamente bajo las órdenes de Esparza, de aquellas consejero de Desarrollo Rural.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia