El arreglo de la pasarela del labrit, a falta de un informe

El Ayuntamiento y los responsables de la obra acuerdan aceptar las conclusiones

Kepa García - Jueves, 7 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- El inicio de las obras para reparar los desperfectos detectados en la pasarela del Labrit, que permanece cerrada al paso peatonal desde el 5 de julio del año pasado, está pendiente de un informe que deberá elaborar una empresa independiente que será consensuada entre el Ayuntamiento y los responsables de la construcción de la infraestructura. Las dos partes han acordado que las conclusiones del informe serán de obligado cumplimiento, según confirmó el concejal delegado de Ciudad Habitable Joxe Abaurrea, durante la comisión de Urbanismo celebrada ayer.

Con respecto a la firma que confeccionará el citado estudio técnico, el edil indicó que el Ayuntamiento tiene una propuesta que va a ser trasladada a los responsables de la edificación para su aprobación. No fue más concreto, pero dijo que lo previsible es que se podrá cerrar antes de que acaba este mes.

responsabilidadesEste informe, además de abrir la puerta al arreglo definitivo de la pasarela, servirá para dilucidar las responsabilidades por lo sucedido y por el coste de las obras que será necesario acometer para que vuelva a estar operativa.

La pasarela del Labrit se abrió al público en diciembre de 2010. El diseño fue adjudicado por concurso al equipo constituido por Boreas Nuevas Tecnologías SL, Óscar Pérez Silanes, Carlos Pereda Iglesias e Ignacio Olite Lumbreras. La construcción la llevó a cabo Arian y TEUSA Técnicas de Restauración. En la oferta presentada a concurso se contemplaba un plazo de garantía de 3 años adicionales (3+3), plazo que concluyó el 27 de diciembre de 2016.

El desprendimiento de dos placas de la pasarela en febrero de 2016 obligó a su cierre provisional, que se hizo definitivo en julio tras el informe elaborado por la consultora externa INTEMAC (Instituto Técnico de Materiales y Construcciones) por el encargo realizado por el Ayuntamiento de Pamplona en tal sentido.

Ahí se recogía la existencia de graves deficiencias de seguridad en la estructura de la pasarela- achacable tanto al proyecto de diseño como a las obras de construcción- y la ausencia de un plan de mantenimiento que debía haberse elaborado para la recepción de la obra.

El asunto fue debatido ayer tras una declaración de UPN preguntando por las razones de la demora en las obras de arreglo y reapertura de la infraestructura. Abaurrea insistió que el expediente sigue los trámites normales y que lo prioritario es la seguridad y velar por los intereses municipales ante futuras reclamaciones.