Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

A dos manos

María Cariñena y Valentín Navascués lanzaron el cohete acordándose de los ausentes
Menos público que otros años en el inicio festivo por San Blas

Fermín Pérez-Nievas J.A. Martínez/F. P-N. - Viernes, 8 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los más pequeños, delante de todos los jóvenes, en el momento de gritar los vivas a Cintruénigo y a la Virgen de la Paz.

Los más pequeños, delante de todos los jóvenes, en el momento de gritar los vivas a Cintruénigo y a la Virgen de la Paz. (J.A.MARTÍNEZ)

Galería Noticia

Los más pequeños, delante de todos los jóvenes, en el momento de gritar los vivas a Cintruénigo y a la Virgen de la Paz.Un grupo de cirboneras, en la tradicional conga que se forma tras el disparo del cohete.Varias jóvenes sonríen a la cámara acompañadas de la charanga.(Arriba) Valentín Navascués (APC) y María Cariñena (ICC) en el momento de prender la mecha del cohete que dio inicio a las fiestas de Cintruénigo. (Abajo) Un grupo de niños y niñas, juntos antes del chupinazo. (Derecha arriba) Dos jóvenes posan en medio d
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

cintruénigo- No le tembló el pulso. Pese a los nervios anunciados por la edil María Cariñena (ICC), el apoyo de Valentín Navascués (APC) fue más que suficiente para, entre los dos, dar fuego al cohete y abrir las fiestas de Cintruénigo, una de las más acogedoras y animadas de la Ribera. Bajo el balcón consistorial, con algo menos de público que en años anteriores, esperaban el inicio al tradicional grito de “¡corellano el que no bote!”, al que se sumaron los dos protagonistas.

Ambos ediles, de grupos minoritarios, fueron los designados este año por la alcaldesa, Raquel Garbayo, para prender la mecha, algo que ha costado el sueño durante toda la semana a Cariñena, integrante de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos. “Los hijos están más nerviosos que yo. Hemos dormido pero no muy bien, llevo toda la semana durmiendo regular”, decía entre risas. “Esperemos que los nervios se templen antes de salir”, indicaba Cariñena que, por unos minutos, dejó la comparsa. “No la cambio por nada, es un orgullo y una satisfacción enorme bailar los gigantes en Cintruénigo”. Junto a ella, Valentín Navascués ya era más veterano, ya que tiró el cohete en 2004. “Sé lo que es, aunque estoy un poco nervioso. Conforme se acercan las 12 se me vienen los nervios al estómago. Ella va a prender la mecha y yo le sujetaré fuerte para que no le tiemble el pulso, eso me ha pedido”, indicó. En su discurso, escrito, ambos se acordaron de los cirboneros ausentes y de todos los que no pueden estar presentes.