Muere después de que un médico confundiese una meningitis con un moretón

Viernes, 8 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

reino unido- Una niña de seis años murió en el hospital Royal Oldham, en Reino Unido, tras esperar casi dos horas a ser atendida por un médico que consideró que la erupción que presentaba la pequeña en su cadera era “una simple contusión”. La menor, Layla-Rose Ermenekli, tenía lo que más tarde se describió como uno de los “peores casos de meningitis” que los médicos hubiesen visto. Cuando fue atendida, el médico observó sus síntomas y la erupción que presentaba en la cadera, y determinó que se trataba de una “enfermedad viral”. Acto seguido, comunicó a la madre que su hija estaba en condiciones de volver a casa. Layla seguía sintiéndose mal y una enfermera la derivó a Pediatría, donde fue atendida por un médico que detectó el sarpullido en su cadera. Sin embargo, fue el primer médico el que le comunicó que solo se trataba de un moretón, no un síntoma nuevo, tal y como recoge Daily Mail. Una media hora más tarde, otro doctor observó aquella erupción, insertó una cánula, tomó una muestra de sangre y le administró antibióticos para la septicemia que le había diagnosticado. No obstante, la erupción comenzó a diseminarse rápidamente por el cuerpo de la pequeña Layla que entró en paro cardíaco, antes de ser declarada muerta el 4 de febrero. Un informe interno elaborado por el hospital concluyó que los médicos usaron una documentación desfasada para evaluar a la menor. Se concluye que hubo “falta de identificación de la naturaleza avanzada de la sepsis y de tratamiento en consecuencia”, así como “falta de reconocimiento de un moretón como erupción púrpura y, por lo tanto, como indicador de sepsis meningocócica”.