Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Parlament aprueba la ley de Transitoriedad

En otro debate bronco, habilita la desconexión inmediata si en el 1-O vence el apoyo a la independencia

Viernes, 8 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Parlamentarios de Ciutadans protestan airadamente.

Parlamentarios de Ciutadans protestan airadamente.

Galería Noticia

Parlamentarios de Ciutadans protestan airadamente.

Pamplona- “De aquí no nos vamos hasta votar esto”;“Si es necesario, estaremos aquí defendiendo la libertad hasta que se congele el infierno”. Estas dos frases, pronunciadas por la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y por el diputado del PP Alejandro Fernández, respectivamente, ponen de manifiesto el enorme clima de tensión en el que, por segunda jornada consecutiva, se desarrolló ayer un interminable pleno de la Cámara de Catalunya. Si el miércoles el motivo fue la alteración del orden del día para incluir, debatir y votar la ley del Referéndum, ayer se repitió el mismo esquema con la ley de Transitoriedad, que fue finalmente aprobada.

Si al principio de la jornada existían dudas respecto a si el Parlament abordaría la norma que tiene como fin posibilitar la desconexión de España en el caso de que el 1 de octubre se imponga el sí a la independencia, dicha incertidumbre se despejó pronto una vez el vicepresident del Govern, Oriol Junqueras, confirmó que la ley de Transitoriedad sería protagonista de la sesión.

“Esta ley garantiza que el referéndum sea claramente vinculante, por un lado u otro”

Marta Rovira

Portavoz de JxSí en el Parlament

“¿Han abolido ya las leyes catalanas? ¿Debemos obedecer a quien desobedece las leyes?”

<

Calcando el esquema de la víspera, una vez arrancado el pleno la portavoz parlamentaria de Junts pel Sí, Marta Rovira, y la diputada de la CUP Anna Gabriel pidieron la palabra para solicitar la alteración del orden del día para incorporar al debate y votar esta ley que prevé el futuro marco legal catalán. Ello provocó una nueva estrategia de dilación de los grupos de la oposición, Ciutadans, PSC y PP, que rechazaron debatir la ley de Transitoriedad por considerarla ilegal, y lograron frenar el pleno presentando dos tipos de recursos: una petición de reconsideración para que la Mesa no tramitara la norma, y solicitudes de dictamen para que el Consell de Garanties Estatutàries -el órgano consultivo del Govern- se pronunciara sobre su legalidad.

Carme Forcadell se vio obligada por ello a parar el pleno en sucesivas ocasiones ya que, a cada petición de reconsideración de la oposición, debía producirse una reunión de la Mesa y la Junta de Portavoces para valorarla. Especialmente controvertido fue el debate sobre si el Consell de Garanties Estatutàries debía pronunciarse o no sobre la constitucionalidad de la ley de Transitoriedad jurídica. JxSí y la CUP vetaron que se pudiera pedir su opinión por esta ley, mientras que el PSC, PP y Cs insistían para que se pronunciara. El propio órgano consultivo dio la razón a los segundos en un acuerdo alcanzado por su pleno en el que les trasladaba que tenían derecho a reclamar un dictamen. Pese a ello, Forcadell se negó a pedirlo asegurando que el Consell no tiene competencias para dictar resoluciones que “puedan obligar al pleno”. Ello provocó la respuesta airada del portavoz de Ciutadans en la Cámara, Carlos Carrizosa, que preguntó al president de la Generalitat, Carles Puigdemont, “si han abolido ya las leyes catalanas”, y a la presidenta del Parlament si su partido debe “obedecer a una presidenta que desobedece las leyes”.

A las 20.30 horas, Carme Forcadell convocó por cuarta vez a la Mesa y la Junta de Portavoces para analizar la última petición de reconsideración. El pleno se reanudó 25 minutos después con la votación de la alteración del orden del día para incluir la ley de Transitoriedad pese a las quejas de la oposición -el líder del PPC, Xavier García Albiol, recriminó a la presidenta que tome decisiones “como si estuviese en una tasca”-, lo que fue aprobado por fin con 71 votos a favor de JxSí y la CUP, 60 en contra y dos abstenciones de diputados del grupo de Catalunya Sí Que Es Pot. Inmediatamente después se abordó la exención de los trámites parlamentarios para poder votar la ley de forma exprés;también salió adelante y se abrió un periodo de enmiendas de dos horas, hasta las once de la noche. Entonces pudo empezar el debate sobre esta ley, que finalmente se votó con el resultado previsto de su aprobación merced a la mayoría de las fuerzas independentistas. - C. C. Borra