Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

EH Bildu, Podemos e I-E advierten que seguir adelante puede “hipotecar” el cambio

Geroa Bai cree que es mejor “conveniar” la obra que dejar vía libre al Estado

Viernes, 8 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Adolfo Araiz, ayer durante la rueda de prensa en Pamplona.

Adolfo Araiz, ayer durante la rueda de prensa en Pamplona.

Galería Noticia

  • Adolfo Araiz, ayer durante la rueda de prensa en Pamplona.

pamplona- Fue, quizá, le demostración más explícita de una discrepancia en el seno del cuatripartito en lo que va de legislatura. EH Bildu, Podemos e I-E mostraron ayer su rechazo a la decisión. La coalición soberanista, que ha sido cauta hasta que el Gobierno ha terminado por posicionarse, fue la más beligerante. En el momento en el que se hizo oficial, Adolfo Araiz convocó una rueda de prensa en la que envió un mensaje contundente: “La firma de un acuerdo con Madrid sería una hipoteca política de cara a acuerdos futuros”. No se ha conjugado en lo que va de mandato una amenaza más sólida a la integridad del cambio, tanto presente como futuro.

Araiz, acompañado por Arturo Goldaracena (alcalde de Tafalla) y Eneka Maiz (alcaldesa de Etxarri, pidió explícitamente al Gobierno que reconsidere su postura y no firme el convenio con Fomento. Ni siquiera la contrapropuesta, que dijo “sólo tiene una voluntad política de corredor, pero ninguna garantía jurídica”. Por lo demás, el acuerdo que les presentó Ayerdi le pareció una versión “corregida y aumentada” del fiasco de 2010, y que además conllevaría una carga presupuestaria que Navarra tendría que empezar a asumir desde 2019 y hasta 2024. Hasta esa fecha habría adelantos económicos “que rondarían entre los 80 y los 150 millones”. Un precio demasiado elevado para un convenio “en el que Navarra no decide casi nada: porque el modelo de tren le viene impuesto y solo decide sobre algunos tramos” y que haría “harto difícil” apoyar unos Presupuestos, tanto los dos que quedan como “futuros acuerdos a partir de 2019”.

“El Gobierno representa al cambio de 2015, y el cambio no es hacer las mismas cosas que UPN”

adolfo araiz

Portavoz parlamentario de EH Bildu

“No apoyaremos un convenio con cualquier tren, y menos si no es social ni sostenible”

aprobar sin los sociosPor todo ello, Araiz pidió al Gobierno -“que está ciego por firmar”, ilustró- que valore qué supondría “aprobar el proyecto con los que no son tus socios, es decir, con UPN, PSN y PPN”, y que se de cuenta de una vez de que “Geroa Bai, en este tema, es una fuerza minoritaria”. Algo que, lamentó, “el Gobierno no parece querer entender”.

De hecho, Araiz se cuestionó, con cierto grado de incredulidad, cómo ha podido aparecer esta piedra en el camino del cambio “creando un problema donde no lo había”. “Hicimos una escritura de mínimos en este punto del acuerdo programático, sabiendo que podía haber distintas interpretaciones”, y vio más cerca este convenio “al tren de UPN, como dice Esparza, que en esto es voz autorizada, que al del acuerdo programático”, frase que “repiten constantemente” en Geroa Bai “quizá por mala conciencia”. “El Gobierno está representando a los sectores que en 2015 votaron a favor del cambio político y social, y el cambio no es hacer las mismas políticas que UPN”, cargó, para concluir criticando también un proceso participativo “en el que poca participación puede haber si todo ya está decidido”, y que comparó con una campaña de “propaganda”.

El resto de socios optó por comunicados. Podemos se hizo eco de unas palabras de su secretario general, Eduardo Santos, que pidió volver atrás y plantear un debate sobre el modelo de tren, asegurando que sólo apoyará la firma de un convenio para un “tren social, económica y medioambientalmente sostenible”. I-E exigió un proceso participativo “con alternativas” y consideró que la propuesta es “más de lo mismo”, por lo que se abre un “claro desencuentro con el Gobierno de Navarra”, al que le negó sus dos votos para apoyar la decisión. Sólo Geroa Bai apoyó al Gobierno, con una nota de prensa en la que consideraba positivo conveniar y no dejar “la alfombra roja al Gobierno”. Por último, la primera fuerza del cambio consideró “irresponsable” la actitud de UPN, queriendo “presionar sin tener en cuenta que la infraestructura requiere su tiempo”. - A.I.R.

Herramientas de Contenido