Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El Gobierno inicia un proceso participativo y avanza con Fomento en el convenio del tren sin sus socios

Ayerdi asegura que la contrapropuesta que dará Navarra está “ultimándose” y contiene el concepto de corredor con salida a Europa
El vicepresidente cree que llegar a un buen acuerdo “es lo inteligente” y llama a “solucionar discrepancias”

Andoni Irisarri | Iñaki Porto - Viernes, 8 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El Gobierno prepara un proceso participativo sobre el proyecto del corredor ferroviario en NavarraVER VÍDEOReproducir img

El vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno, Manu Ayerdi.

(VIMEO)

Galería Noticia

  • El Gobierno prepara un proceso participativo sobre el proyecto del corredor ferroviario en NavarraReproducir

pamplona- Las negociaciones entre el Gobierno de Navarra y el Ministerio de Fomento para fijar el nuevo corredor ferroviario han entrado en otra fase. Según adelantó ayer el vicepresidente económico, Manu Ayerdi, el Ejecutivo foral se encuentra “ultimando” la contrapropuesta de convenio que hará llegar al Gobierno central, aunque el consejero de Desarrollo Económico fuese cauto en poner un fecha concreta que, se deduce, será en un horizonte cercano, pero no el 10 de septiembre. La respuesta, en cualquier caso, se hará en los términos en los que se ha venido trabajando hasta ahora. Esto es, se le devolverá al ministro De la Serna un documento en el que están específicamente precisadas las demandas de Navarra, que pasan por garantizar la visión de corredor integral (desde la conexión con Zaragoza hasta la Y vasca);salida a Europa;carácter mixto (tanto para pasajeros como para mercancías);ancho de vía continental;y capacidad suficiente. Además, el Ejecutivo llevará a cabo de manera simultánea un proceso participativo abierto a la sociedad navarra, que tiene la vocación de prolongarse “durante años” para afianzar un intercambio de información continuo entre sociedad y gobiernos “del color que sean”, pero cuyas deliberaciones no serán vinculantes ya que la competencia es el del Estado, como se encargó de subrayar ayer Ayerdi a lo largo de toda su intervención.

Pero ni la posibilidad de que el Gobierno vaya a responder a Fomento en un plazo corto de tiempo ni la idea de un proceso participativo en los términos en los que se ha planteado contentaron ayer a EH Bildu, Podemos e I-E. Las discrepancias que a lo largo del lunes pudieron hacer en privado al consejero en el transcurso de una reunión salieron ayer a la luz, y no parece que vayan a tener fácil arreglo. Los socios, a excepción de Geroa Bai, ven la respuesta que les presentó el lunes Ayerdi como una versión “corregida y aumentada” del convenio de 2010, al mismo tiempo que ven en el proceso participativo una campaña de aseo, más centrada en hacer pedagogía y “propaganda” del modelo propuesto por el Estado y no tanto para recoger alternativas de la ciudadanía. De hecho, la noticia tuvo tal impacto que las reacciones no se dejaron esperar ni al final de la rueda de prensa de Ayerdi. Los titulares que fueron trascendiendo por Twitter movieron a los socios a emitir comunicados de rechazo al anuncio del Gobierno, por lo que el consejero de Desarrollo Económico pudo contrareaccionar y argumentar en la misma comparecencia las razones que han llevado al Gobierno a seguir adelante con un proyecto que suscita tanta disparidad en los firmantes del acuerdo programático.

acuerdo e influenciaEn primer lugar, que firmar un convenio con el Estado “es lo más inteligente, siempre que ese convenio sea bueno”. Y a juicio de Ayerdi se da esa circunstancia. El vicepresidente económico aseguró que en la respuesta se tiene “como elementos clave” el “concepto de corredor” para evitar que la obra se quede en el Castejón-Campanas, además de incluir el bucle de Pamplona -“que siempre ha estado poco definido”, subrayó-, el puente sobre el Ebro y una cláusula para la financiación, que se haría a través de la aportación al Estado. De esta manera, se consignarían los adelantos a través de los pagos trimestrales, y las devoluciones (el Estado tiene la competencia y es el que tiene que pagar la obra en última instancia) se ingresarían en los ajustes fiscales con el Estado. “No sería un problema ponerla en marcha y eliminaría la incertidumbre de años pasados”, resumió Ayerdi. Esta respuesta, que es más un marco sobre el que seguir trabajando que una propuesta para iniciar las obras, se completaría en diciembre cuando el Ministerio terminase de fijar la conexión con la Y vasca, tal y como se acordó en una reunión entre el Estado, Navarra y la CAV el 12 de julio.

Pero, además de que el convenio es positivo porque “incluye las palabras clave, que son corredor, uso mixto, estándares y capacidad suficiente”, alegó el vicepresidente, sería la fórmula más efectiva para ejercer “influencia” en un proyecto en el que la competencia reside en el Estado, que decidirá la opción técnica que considera que “soluciona sus problemas en la red”. Por eso Ayerdi dijo que es importante pactar, porque en la medida en la que se llegue a un convenio “se estará en una mejor posición de influencia para decisiones futuras”. Situarse en otro escenario que no fuese el de que el Estado es quien decide la obra “sería lanzar un mensaje inexacto a la ciudadanía”. “El marco es que el Estado tiene la competencia, y con esa competencia plantea un marco coherente con la salida a Europa, mixto y con capacidades”. Por eso, llamó a aprovechar la sintonía y “correcta relación institucional” entre Navarra y el Estado para “ser capaces de solucionar las discrepancias”.

Herramientas de Contenido