Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Desarticulado en Mallorca un fraude por falsas intoxicaciones

El fraude total calculado por hoteleros mallorquines asciende a 50 millones de euros

Viernes, 8 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

PALMA DE MALLORCA- Con la detención en Mallorca de siete personas de nacionalidad británica que han pasado a disposición judicial la Guardia Civil dio ayer por desarticulada una banda que desde 2014 podría haber estafado a hoteles españoles 60 millones de euros mediante reclamaciones por falsas intoxicaciones alimentarias.

Según venía denunciando la patronal hotelera mallorquina, el fraude consistía en la presentación de reclamaciones por falsas intoxicaciones alimentarias por parte de turistas británicos a quienes solo se les pedía para probarlo el recibo de algún fármaco antidiarreico y que exigían la devolución del coste de su viaje a los hoteleros a través de sus touroperadores.

La trama contaba con una red de “agentes comerciales” que en los alrededores de los hoteles ofrecían a los turistas tramitarles las denuncias fraudulentas y les indicaban la mecánica para documentar su reclamación a cambio de una parte de la indemnización. La organización operaba principalmente en Mallorca.

una práctica habitualEl problema surge de la modificación de la ley en Reino Unido en 2013.

De este modo, la legislación británica permite presentar estas reclamaciones a través del touroperador hasta tres años después y como prueba basta demostrar que se adquirió un medicamento contra dolencias estomacales, por ejemplo, sin necesidad de presentar justificante o pericial médica.

A continuación los touroperadores abonan la indemnización al consumidor y después la descuentan al hotel. Este problema no sólo afecta a Baleares, sino que también se da en otras zonas de España como Canarias o Valencia.

La operación se inició a finales del mes de mayo, cuando la Guardia Civil recibió varias denuncias por parte de testigos y directores de hoteles de la zona turística de Alcudia. Aseguraban que turistas británicos reclamaban, de forma fraudulenta, indemnizaciones por haber sufrido supuestas intoxicaciones alimenticias durante su estancia en los establecimientos hoteleros en los que se hospedaban en régimen de todo incluido, en una práctica que se había convertido en habitual. - Efe/E.P